Por Diego Cid
23 mayo, 2017

No fue nada fácil triunfar cuando todos se reían de ella…

Las cosas para Salma Hayek, que ahora tiene 50 años, no comenzaron de la mejor forma cuando intentaba ganar respeto en el mundo de la actuación y el cine. No sólo porque la industria ha resultado ser increíblemente sexista a lo largo del tiempo, sino que también por pertenecer a dos minorías en Estados Unidos: árabes y latinos.

About last night @kering_official @festivaldecannes #womaninmotion #cannesfilmfestival2017 #gucci #hair #kering

A post shared by Salma Hayek Pinault (@salmahayek) on

Luego de soportar burlas, sexismo y discriminación, logró taparle la boca a todos los que se reían de ella. Salma nació en Coatzacoalcos, Veracruz, México. Su padre, además, es hijo de libaneses en el mismo país, por lo que su etnia, aunque exótica, fue fácilmente mirada a menos cuando intentaba abrirse un espacio en Hollywood. Es por eso que decidió criticar este aspecto del mundo del cine durante el 70º Festival de Cannes, llevado a cabo entre el 17 y 28 de mayo de 2017.

«A Hollywood llegué como mujer y árabe-mexicana. Se reían de mí porque mi sueño era trabajar. Era la única latina en las escuela de arte dramático, a excepción de Benicio del Toro, pero el es de Puerto Rico (medio estadounidense) y hombre. De él nadie se reía. Es verdad que si eres bella puedes obtener papeles con mayor facilidad, pero es violento asumir que si eres bonita es porque eres estúpida. Si se dan cuenta en Hollywood que eres inteligente, entonces es peor».

Salma Hayek, en foro femenino al margen del Festival.

#girlpower

A post shared by Salma Hayek Pinault (@salmahayek) on

Su queja también nace del trato que se le da a las mujeres como si de un objeto se tratase. La situación en Europa suele ser más formidable en términos generales y en Francia un 25% de las películas tienen una directora (en comparación del 7% de Hollywood), pero de todas formas el Festival de Cannes no escapó de sus críticas.

«En los 70 años del Festival de Cannes, sólo una mujer ha ganado la Palma de Oro y tuvo que compartirla de todas formas con un hombre»

Salma Hayek, refiriéndose al premio que obtuvo en 1993 Jane Campion por la cinta «El piano», que tuvo que compartir con «Adiós mi concubina» de Chen Kaige.

 

Viva #mexico. #cannes2017 #alfonsocwl

A post shared by Salma Hayek Pinault (@salmahayek) on

Sí, esa foto con sus coterráneos nos sirve para mostrar la abismal diferencia entre la cantidad de hombres que triunfan en Hollywood en comparación a las mujeres. ¿Qué opinas de sus declaraciones?

Puede interesarte