Por Catalina Maldonado
13 enero, 2021

Como tantas mujeres, la actriz vivió en carne propia la desaparición de su cuerpo de modelo y la llegada de los cambios por la llegada de un bebé. Sin embargo, asegura: “Ahora mi vida es mucho mejor”.

Estamos de acuerdo que la belleza de Salma Hayek es atemporal, es decir, ya sea con 20 años o con 50, la actriz sabe disfrutar y sacar el mejor provecho a cada etapa de su vida, pues como ella misma dice, quiere vivir su vejez con dignidad y sin las presiones sociales sobre “mantenerse siempre joven”. 

Sin embargo, claro que la actriz puede tener sus momentos de nostalgias y recordar aquel cuerpo escultural que lucía en esos primeros años que se comenzaba a hacer carrera en Hollywood. Una belleza totalmente latina, exótica y deslumbrante entraba al mundo del cine con fuerza y no pasaba desapercibida.

Instagram @salmahayek

La llegada de su primera y única hija se hacía paso en su mundo para transformarlo por completo, pero no solo en el ámbito emocional, sino que también llegaría a transformar ese cuerpo envidiable. Sin embargo, y como muchas mujeres que han pasado por lo mismo, no se arrepiente de nada pues ha sido lo mejor que le ha pasado.

A través de una publicación en Instagram, Salma Hayek decidió mostrarle a sus fans esa cintura pequeña y tonificado abdomen que alguna vez tuvo. “Esta era mi cintura antes de embarazarme” dijo a sus seguidores. Pero, a continuación, escribió: “Pero ahora mi vida es mucho mejor”. 

Claramente hizo una hermosa referencia a la llegada de su hija, Valentina Paloma Pinault, nacida el 21 de septiembre de 2007 y fruto de su hermosa relación con el empresario italiano Pinault.

Shutterstock

Y ahora te preguntarás: ¿Por qué no se realiza alguna intervención para recuperar ese cuerpo de antes? Lo cierto es que la propia Salma Hayek se mostrado fiel a mantener su naturalidad y desea mantenerse alejada del bisturí.

Según contó en una entrevista para Sale el Sol, la mexicana aclaró que “no quiero terminar como momia” producto de las cirugías estéticas y que deja de lado la constante presión de mantenerse siempre joven y hermosa.

Instagram @salmahayek

Tal como a muchas mujeres, el cambio de los cuerpos luego del embarazo es un tema y es que muchas no están preparadas para ver una transformación tan dramática que ocurre, sin embargo, el milagro de la vida y el amor por los hijos logra que todas esas inseguridades y complejos desaparezcan. 

Salma Hayek luce igual o más hermosa que en sus primeros años en Hollywood.

Puede interesarte