Por Alvaro Valenzuela
20 agosto, 2015

¡Una excelente broma!

Elliot se había acostado muy borracho después de una fiesta familiar por eso estaba durmiendo como una roca y nada lo podía despertar. Su hermano Ben aprovechándose de la situación decidió ponerle un tatuaje falso en la cara y un plástico encima para que piense que era real. Finalmente cuando Elliot se despierta y ve lo que tiene en la cara se vuelve loco y su reacción te hará llorar de la risa:

httpv://youtu.be/cBYNQh6vPPc

Ben Phillips es un bromista inglés que suele hacerle bromas muy divertidas a su hermano y a otras personas que luego graba y sube a Internet. Creo que reaccionaría de la misma manera si al despertar me diera cuenta que tengo un tatuaje tan horrible en la cara.

Puede interesarte