Por Maximiliano Díaz
15 enero, 2018

Tienen 48, 27 y 24 años, y dijeron estar felices de casarse todas juntas porque él «no mostraba preferencias».

Su nombre es Mohammed Ssemanda, tiene 50 años, y es un hombre musulmán que, en este momento, está haciendo historia por todo África. ¿La razón? El mes pasado este sujeto se casó con tres mujeres en la misma ceremonia, solo porque no tenía dinero para poder casarse con cada una de ellas por separado.

NTV Uganda

Ssemanda trabaja como vendedor de comida en la ciudad de Katabi, en el distrito Wakiso, en Uganda. Y según dicen personas cercanas a él, el sacerdote casi se vuelve loco cuando lo vio acercarse al altar con tres mujeres, todas ellas con vestidos de novia.

Según lo que Mohammed contó a los reporteros, todas sus esposas saben que a él no le va muy bien financieramente, pero de todas formas accedieron a casarse con él por amor. El hombre de 50 años también asegura que las mujeres no son celosas entre ellas, y que saben que su marido trabajará para lograr mantenerlas a todas. En sus palabras:

«Mis esposas no están celosas entre sí. Eso está bien, cada una tiene una casa, y yo prometo trabajar duro y mantenerlas a todas.»

NTV Uganda

Sus novias son mujeres de edades bastante variadas: Salmat Naluwugge tiene 48 años, Jameo Nakayiza, de 27, y la más joven, Mastulah Namwanje, de 24. Todas ellas se mostraron increíblemente felices durante la ceremonia. Pero aquí viene la parte más interesante: Naluwagge solo estaba renovando sus votos, pues ella y Mohammed ya llevaban 20 años casados y tenían 5 hijos cuando esto se produjo. Así que, en el fondo, fue una adhesión de dos novias más.

¿Ya es lo suficiente retorcido? Pues no: ya que Jameo y Mastulah son hermanas, y cada una tiene hijos por su parte.

Al preguntarle cómo se sentía en una boda múltiple, Naluwugge declaró: 

«Agradezco a mi marido por casarnos a todas juntas; es un signo de que no discrimina ni toma bandos por ninguna de nosotras».

NTV Uganda

La poligamia es algo que mal visto en muchos países musulmanes, y quienes apenas la aceptan, aseguran que solo es un bien para las viudas y los huérfanos que no pueden mantenerse solos, así que Mohammed Ssemanda ha recibido muchas críticas en su país. De todas maneras, hay quienes aplauden esta idea solo por el hecho de que ahorró dinero.

Puede interesarte