Por Javiera Irarrázaval
6 febrero, 2018

Dice que se ve mucho mejor que antes.

En la metrópolis de Londres, si hay tiempo para pedir disculpas, pero no para darte la vuela y observar a una persona por lo que lleva, ó está haciendo; pero las personas sí lo han hecho para mirar a la mujer de esta historia: una joven inglesa de 32 años de ojos completamente azules: sí, hasta el globo ocular, porque a Sara Night no le importó casi perder la visión, por tatuar esta parte.

Sara Night, es una mujer británica oriunda del norte de Londres. Ella se ha convertido en toda una celebridad después de tatuar la parte interna de sus ojos.

Además tiene lengua bífica, como una serpiente.

PA Real Life

Conozcamos a Sara Night, antes de su cirugía:

PA Real Life

Ahora una fotografía de ella actualmente:

PA Real Life

Esta londinense de 32 años, además tiene el 70% de su cuerpo tatuado. «Me tomó mucho tiempo tomar la decisión, pero estoy feliz de haberlo hecho», declaró a Daily Mail.

Sobre sus ojos, declaró:

«Mi color natural del ojo es de color azul oscuro, pero yo siempre solía usar lentes de contacto para cambiarlo».

Sara Night a Daily Mail-

PA Real Life

Del procedimiento, contó que lo hizo en un estudio en Camden Town, al norte de Londres. Allí le aplicaron una inyección de tinta directamente en la capa superior de la parte blanca de su ojo, y que confesó que «Fue una sensación extraña al hacerlo. Mi globo ocular sintió mucho frío, pero no le dolía».

En la entrevista, esta mujer también añadió que cuando era una adolescente, no estaba interesada en los tatuajes, y trabajaba como manicurista.

PA Real Life

Fue cuando comenzó a trabajar como artista de tatuajes, que se atrevió a modificar así su cuerpo. 

Esta mujer declaró al medio inglés que su madre, al comienzo no estaba de acuerdo a los procedimientos que se hizo, pero que ahora : «a ella no le importa. Sólo ha pedido que no me hago otra cosa en la cara».

Sobre los procedimientos, añade que su tolerancia al dolor disminuyó con el paso del tiempo e insiste que el tatuaje en su globo ocular fue solo «una molestia menor». Aunque reconoce que pudo quedar ciega: «Tienes que ser muy preciso. Si se hubiera movido mi ojo por unos pocos milímetros, mientras se llevaba la cámara, podría haber quedado ciega».

PA Real Life

Sobre las posibles consecuencias de sus procedimientos, dijo que:«No tengo idea de cómo va a reaccionar mi cuerpo 10 o 20 años más tarde, pero la forma en que veo las cosas, es el siglo 21 y la gente debería ser capaz de hacer lo que les gusta con sus propios cuerpos», finalizó.

¿Qué opinas sobre todo esto?

Puede interesarte