Por Fernanda Peña
14 julio, 2017

¿Se imaginan ese jefe?

No es nada de lo que te imaginas, pero historias como esta nos hacen pensar que la realidad a veces supera a la ficción. Ocurrió el miércoles en un cajero automático del banco Bank of America, en Texas (EE.UU.). Un hombre encargado de hacer una renovación en la bóveda (junto a la máquina de billetes) vivió un momento de terror cuando al terminar su labor la puerta del cajero no abrió.

¿Acaso podía ponerse peor?

Por si fuera poco, había dejado su celular en el vehículo de la empresa, y los clientes continuaban usando el cajero sin percatarse de su presencia.

Eso pasa cuando usas #windows7 #fail #cajeroautomatico #cajero #automatico #purasfallas #falla #cashmachine

A post shared by Pedro Layer (@pedro_layer) on

¡Ingenioso!

Al ver que probablemente pasaría días antes de que alguien lo encontrara, decidió escribir una nota de auxilio y deslizarla por la ranura de los recibos.

24 horas

“Por favor, ayuda, estoy atrapado aquí, y no tengo mi teléfono, por favor llame a mi jefe al número XXXXXXXXXX”.

Uno de los clientes finalmente alertó a la policía, pero ellos creían que se trataba de una broma.

24 horas

“Escuchábamos una pequeña voz procedente de la máquina, pero todos pensábamos que era una broma, que tenía que ser una broma”.

-dijo el agente de policía de Corpus Christi, Richard Olden, a medios locales.-

El hombre estuvo atrapado allí durante dos horas, hasta que la policía logró derribar la puerta para sacarlo. 

“Todo el mundo está bien, pero esto es algo que nunca más verás en tu vida. Que alguien esté atrapado en un cajero automático es simplemente una locura”.

-agregó el agente Olden.-

¡De terror!

Te puede interesar