Simplemente apaguen la luz y duerman como corresponde.

Científicos de la Universidad Estatal de Iowa comprobaron que solamente perder dos horas de sueño puede aumentar considerablemente la irritabilidad de las personas. Zzz…😴😴 😴 Lo siento…. pero que sagrado es el sueño ¿no? Si te gusta tanto dormir como a mí te contentará enterarte de que un estudio realizado en los Estados Unidos, nos abala y apoya en la lucha porque no nos molesten mientras descansamos.

La Revista Journal Experimental Psichology reveló que durante el estudio se dividieron 42 participantes en dos grupos. Un grupo (de afortunados) mantuvo su rutina normal de sueño durmiendo hasta siete horas continuas, al otro, se le cortó de dos a cuatro horas de sueño cada noche.

Los investigadores querían crear una situación de estrés, así que pusieron a los participantes a calificar productos (antes y después de interrumpir su sueño) mientras escuchaban un ruido irritable. El profesor Zlatan Krizan, quien fue el encargado de dirigir la prueba, explicó los resultados:

«En general, la ira fue sustancialmente mayor para aquellos que tenían sueño restringido» 

– Zlatan Krizan al Daily Mail

Krizan dejó en claro que durante el experimento notaron que las personas con falta de sueño tienen menor capacidad de adaptarse a situaciones cotidianas frustrantes, como los ladridos de un perro, una ropa incómoda o el llanto de un bebé.

A menor descanso mayor cansancio, y por ende más estrés, así que ya está comprobado científicamente, apaguen la luz y dejen dormir.

Puede interesarte