Por Camilo Fernández
4 septiembre, 2018

Por si a alguien le quedaba alguna duda.

Todos tenemos un lado malo, aunque tratemos de no exteriorizarlo. Ver “Keeping Up With the Kardashians” pude ser un síntoma de aquello. No le hacemos mal a nadie viendo el programa acostados en la cama… pero hay una pequeña vocecita que nos dice “qué idiotez lo que estoy viendo”.

Más científicamente, un nuevo estudio de la London School of Economics and Political Science indica que ver a las Kardashians pueden hacernos menos comprensivo con la situación de los pobres. 

E!

Los investigadores indican que solo bastan 60 segundos que exposición a medios de comunicación materialistas para incrementar este tipo de creencias.

“Si hay más énfasis en el materialismo como una forma de ser feliz, esto nos hace más propensos a ser egoístas y antisociales, y por lo tanto antipáticos con las personas menos afortunadas”, dice Rodolfo Leyva, uno de los investigadores.

E!

Para llegar a esta conclusión, se estudió a dos grupos de 487 británicos entre 18 y 49 años de edad. Ambos bandos creyeron que estaban participando en un experimento para probar la memoria y la atención.

Mientras un grupo fue expuesto a publicidad de productos de lujo, fotos de celebridades y titulares de diarios con historias de “ricos y famosos”, al otro grupo se le mostró imágenes más neutrales, como publicidad del metro de Londres y títulos sobre dinosaurios.

GQ

Luego, se les interrogó para medir sus actitudes frente a la riqueza y el éxito, los más desfavorecidos y los beneficios provistos por el gobierno.

Al final, quienes consumieron comunicación materialista fueron más propensos a las actitudes menos compatibles con un estado de bienestar y apoyaron situaciones relacionadas a las reducciones de impuestos y medidas de austeridad.

Instagram @kimkardashian

Dentro de las preguntas que se les hizo fue si veían programas como el de las Kardashians o un reality donde siguen a un grupo de jóvenes ricos. También si veían programas que promovían la competencia para lograr fama y dinero, como “The X Factor” o similares.

En un primer experimento, los resultados concluyeron que quienes consumían este tipo de medios eran más propensos a tener una posición “más materialistas y anti-bienestar” comparados con personas que preferían otro tipo de shows.

Instagram @kidsdashjen

¿Qué pasa si te encantan estos programas?

Recordar que es mejor hacia abajo, un panorama completo de la sociedad, en vez de solo enfocarte hacia “arriba”. La mayoría estamos en el fondo y solo una élite está en la cumbre.

Si tus actitudes empiezan a cambiar por ver mucho estos programas, lo mejor es evitarlos por un tiempo hasta volver a orientarte con la realidad y analizar tu interacción con la sociedad.

Puede interesarte