Por Pamela Silva
15 febrero, 2019

Bueno, mejor sola que mal acompañada ¿o no?

Un estudio de la Universidad de Washington en Seattle publicado en Journal of Personality and Social Psychology asegura que las personas que dicen las cosas a la cara, son directas, honestas y prefieren la verdad antes que andar diciendo mentiras por la vida, terminarán quedándose sola y sin amigos.

Según el estudio se debe a que quienes hablan de manera máa directa y clara tienen problemas para relacionarse con los otros.

Y no es que esos rasgos impliquen que ellos tienen un problema, sino que se debe a que no a todos les gusta escuchar la verdad y que las personas sean honestas con ellos.

Además el mismo estudio asegura que las personas que son más honestas suelen carecer de sentido del humor, lo cual resulta en una característica negativa para otros porque los convierte en alguien con quien es más difícil tratar.

Aunque también dicen que no es que carezcan completamente de sentido del humor, sino que son más dados al sarcasmo y el humor negro, algo que no muchos aprecian.

Así que entonces, si eres una persona directa que habla las cosas con honestidad, lo más probable que termines siendo toda una señora de los gatos, toda solitaria y sin amigos.

Fox

Porque la otra parte del estudio dice que las personas menos directas -y ojo, también menos honestas- son más relajadas, tienen un sentido del humor más estándar y se relacionan mejor con otras personas.

Si me lo preguntan, no entiendo muy bien la lógica de esto porque prefiero ser amiga de alguien que me diga las cosas como son y no de una persona que posiblemente me mienta más de alguna vez.

Aunque también veo en mi futuro ser como esa señora de los gatos, así que quizá mi opinión no valga mucho en este caso en particular.

Puede interesarte