Por Lucas Rodríguez
8 octubre, 2020

Hoteles, granjas, botes e incluso un barco yacen varados en esta región. Es mejor visitarla de día, salvo que no le temas a los fantasmas.

Viendo las ciudades modernas en las que vivimos, es difícil pensar una realidad donde se conviertan en algo distinto a lo que nosotros conocemos y entendemos como ellas. Pero muchísimas grandes ciudades del pasado terminaron por convertirse en ruinas. Las Roma o Atenas del presente no tienen mucho que ver con las del pasado, salvo por alguna ruinas, que hoy en día son sitios históricos, repletos de turistas más que ocupados con personas del pasado viviendo y comerciando. 

SOLMAZ DARYANI

Cualquier acontecimiento puede significar que una región pierda su vitalidad y pase a convertirse en un territorio abandonado. Hay varios ejemplos en todo el mundo, que no necesariamente tienen que ver con el fin de una civilización, una peste o un conflicto armado especialmente mordaz. Como lo fue en el caso de los pueblos del lago Urmia, a veces simplemente las condiciones de vida pueden cambiar tanto, que el lugar deja de ser habitable. 

SOLMAZ DARYANI

Hoy en día, esta es una zona casi desértica, con un lago de poca profundidad en el centro. Pero hace treinta años o más, era una región fértil, que además atraía una cantidad enorme de recursos y ganancias gracias al turismo.

SOLMAZ DARYANI

Fue culpa del cambio climático, el que comenzó a causar que el lago se contrajera, que comenzó a afectar la zona. Los cultivos dejaron de crecer y las condiciones de vida se volvieron cada vez más duras. Luego de que hubiera pasado el suficiente tiempo, la zona ya no era posible de habitar. 

SOLMAZ DARYANI

Hoy en día, no es más que un cascarón de lo que alguna vez fue. Aun hay casas, sillas, techos y molinos abandonados, como si esperaran a que alguien se acuerde de ellos y les vuelva a dar una oportunidad.

SOLMAZ DARYANI

El gobierno de Irán tiene intenciones de revitalizar la zona, para lo que creó un fondo ecológico que pretende rehabilitar la zona. Los abuelos de Solmaz Daryani, quien realizó el reportaje para Atlas Obscura, esperan que esto pueda regresarles la tierra en la que alguna vez vivieron, especialmente porque todo lo que recuerdan de ese lugar aun está ahí. 

SOLMAZ DARYANI

Quizás el detalle más espeluznante, es un barco carguero, que se puede ver en las lejanías. Encallado en la arena, nos sirve como una señal de las capacidades que aquel lago alguna vez tuvo. Y las que quizás, puede llegar a volver a tener. 

Puede interesarte