Por Daniela Morano
28 diciembre, 2017

¿Dónde es que todo salió tan mal? ¿Será Justin?

Como hemos podido presenciar de lejos en múltiples ocasiones, ser famoso desde una temprana edad puede terminar siendo increíblemente dañino. Es el caso de muchos famosos, especialmente de los llamados niños Disney. Lindsay Lohan, Hillary Duff, Miley Cyrus, Amanda Bynes, son algunas de las más conocidas por sus polémicas vidas una vez que se alejaron de la casa del ratón Mickey.

Selena Gomez tuvo su primero rol en Barney. Su madre, Mandy, recordó en una revista que Selena “criticaba a todos y sus actuaciones, y luego como que cerré mis ojos y dije ‘oh dios, será actriz'”. Fue ella quien puso a su hija en la industria, exponiéndola desde una temprana edad.

Instagram selenagomez

En el especial del canal E! Selena afirmó que lo más importante para ella es que su mamá se sienta orgullosa de ella: “Creo que hasta el día de hoy, no siento que sea suficiente para mi mamá”.

Filmmagic

Mandy y su esposo, el papá de Selena, se divorciaron cuando ella tenía sólo 5 años. La prima de la cantante y actriz, Priscilla Deleon dijo a People que “recuerdo que Selena siempre me decía como ‘Priscilla ¿por qué mis papás no pueden ser como los tuyos?”.

Más adelante Selena obtuvo su primer rol principal en la serie de Disney Los Hechiceros de Waverly Place, una comedia donde fue alabada por su capacidad de hacer reír al público. Se sentía orgullosa por ser la primera latina en aparecer en un rol protagónico del canal.

Disney

Pero no todo fue fácil. Alejarse de su familia significo para ella pasar por momentos duros, en los que “no me daba cuenta de lo mal que estaba hasta que colapsaba, porque todo era demasiado”. 

Gary Marsh, de Disney, aseguro que le ofrecieron el rol principal den la película Camp Rock: “Hizo algo que, en ese momento, fue muy frustrante para nosotros, pero finalmente una idea genial:…dijo ‘no’. En ese momento pensé ‘pero tú eres nuestra estrella, quiero que te lances al estrellato'”.

La serie Los Hechiceros de Waverly Place ganó un Emmy cuando Selena tenía 16 años y comenzó su carrera de cantante. Quería diferenciarse de otras chicas así que quiso formar una banda. Selena era básicamente la anti Miley.

No generaba escándalos, no habían polémicas en su vida y la alababan por su talento.

“Nunca dije que quisiera ser un modelo a seguir. Pero cuando pasó, me pareció bien. Cuando una niña se te acerca y te dice que quiere ser como tú… era hermoso. Soy un ser humano. No soy perfecta. Y cometo errores. Pero creo que mi trabajo es mantener esos errores en secreto y ser lo mejor que puedo para esos niños”. 

Todo iba bien. Si bien no conseguía papeles protagónicos, su carrera musical continuaba avanzando, quizás más que la de Miley.  En varias ocasiones habló de lo que “realmente importaba”, como trabajar para UNICEF, ser una mujer talentosa en la industria, y mantenerse centrada. Lo que menos quería era ser conocida por su vida amorosa.

Pero llegó Justin Bieber.

Con él, se ha visto envuelta en varios escándalos, y la imagen de niña buena y centrada que tenía, comenzó a desaparecer poco a poco. Entró a rehabilitación y en más de una ocasión han surgido rumores de una posible adicción a las drogas y el alcohol. Sin mencionar su asociación a la iglesia Hillsong, mejor conocida como un culto para famosos, similar a la cientología.

#BadLiar 5.18

A post shared by Selena Gomez (@selenagomez) on

Su reciente pelea con su madre a causa de Justin también demuestra que es él quien posiblemente está arruinando la vida de ella, o quizás que la fama desde muy pequeña tiene efectos irreversibles en estos niños. Algunos dicen que la personalidad de estos es por siempre como fue en el momento en que mejor les fue, y pareciera que en el caso de Selena, es algo cierto.

Puede interesarte