Por Vicente Quijada
14 diciembre, 2017

Pero si te envía uno azul…preocúpate.

Debo admitir, con temor a las burlas que recibiré, que soy un joven que creció con MSN, los antiguos iconos que venían allí y los inolvidables «zumbidos». Y, con el dolor de nuestras almas, todo ello desapareció para darle paso a Whatsapp y los ya famosos -tienen hasta una película- emojis. 

Pero, ¿sabemos bien qué significan algunos?

No polemizaré sobre el helado con carita feliz o las manos rezando que según muchos son un «choca los cinco», y me centraré en un aspecto fundamental del chat en cuestión: los corazones. 

Si bien pareciera que no hay mucho significado detrás, y la variación de colores es más una fijación cromática, no es así: cada corazón tiene su propio concepto detrás, por lo cual es bueno saber de qué se trata y así entender ESE mensaje que te llegó en la madrugada.

Corazón amarillo: Algunos creen que es enfermedad, o simplemente uno más brillante, pero no. Este emoji representa un amor sin condiciones, ni mentiras ni resentimientos. Awww.

Corazón rojo: Si te gusta lo tradicional, aquí lo tienes. Pasión, amor y deseo son los conceptos tras el clásico icono.

Corazón verde: Tal como se nos viene a la mente, está relacionado con la fertilidad. Crecimiento y estabilidad para un amor que está en un buen momento.

Corazón azul: El emoji que no quieres recibir. Es un amor que aún existe, pero que ya no tiene la pasión que lo acompañó y sentó las bases de la relación en un principio. El amor existe, pero el deseo ya no. Una pena.

Corazón púrpura: Para aquellos bandidos de las relaciones, este color simboliza algo prohibido y que es mejor mantener oculto. Si lo recibes, de seguro eres el o la amante.

Whatsapp

Ahora ya no tendrás dudas a la hora de mandar ese emoji. Cuidado con confundirte eso sí.

 

Puede interesarte