Por Daniela Poblete
29 abril, 2019

Sé que no se puede confiar en cualquiera, pero nos haremos más felices al conocer nuevas personas y un estudio lo comprueba.

Desde pequeños nuestros padres nos repetían que no debíamos hablar con extraños nunca. Sin embargo, ahora de adultos las cosas parecen cambiar y es que según un estudio charlar con personas desconocidas podría ser bueno para nuestra salud.

La llegada de tecnología ha marcado un aislamiento en la sociedad y cada vez es más común que nos adentremos en el mundo digital, perdiendo el contacto físico. Así es como en situaciones cotidianas evitamos hablar con los demás.

unsplash

Entonces Juliana Scroeder y Nicholas Epley, expertos en comportamiento humano, han expuesto que entrar en contacto con personas desconocidas nos haría más feliz. El estudio realizado involucró a diversos participantes que tuvieron que interactuar con extraños.

En un comienzo los participantes explicaron que se sentirían mejor sentándose solos, pero al momento de compartir con otros experimentaron mayores niveles de felicidad y tuvieron un viaje más placentero que quienes se mantuvieron aislados.

unsplash

La verdad es que es impredecible que sucederá cuando hablas con un extraño, puede que se convierta en un gran amigo o simplemente alegrar tu viaje. Creo que de vez en cuando vale la pena quitar los ojos del móvil y mirar quien está a nuestro lado.

Además, es una excelente idea para motivar a que socialmente no perdamos la comunicación y al mismo tiempo podemos contagiar a otros con nuestras experiencias positivas. Finalmente de eso se trata de hacernos bien con pequeños detalles.

unsplash

Puede interesarte