Por Lucas Rodríguez
5 diciembre, 2019

En los momentos de crisis, las mujeres tienden a parir niñas. Es la naturaleza viviendo al rescate de nuestra especie.

Luego de las horrorosas guerras que el siglo pasado vio ocurrir, muchos fenómenos nunca antes vistos saltaron quedaron en evidencia. Uno de los que más llamó la atención de quienes estudiaban al humano y sus tendencias de vida y crianza, fue que en los países que había sufrido más perdidas en la guerra, tendían a nacer más mujeres. Fue casi como si hubiera una manera de comunicarle a la naturaleza la situación de que cierta nación había perdido varios millones de sus habitantes y necesitaban empezar a recuperar población. Nadie supo bien por qué ocurría esto, pero todos podían estar seguros de una cosa: era una prueba de la sabiduría del planeta. 

Por supuesto que la ciencia se arrojó de cabeza a estudiar esto. Hasta el día de hoy no se ha llegado a un punto concluyente en la ciencia reproductiva, particularmente en el cómo y el por qué a veces los embarazos tienden a culminar en una niña y otros, en un niño. Pero sí han dado con unas causas bastante claras, que nos acercan bastante a llegar incluso a un método de predecir con qué tipo de bebé estaremos tratando.

Unsplash

Los científicos especializados en el área de maternidad del Centro Médico Irving de la Universidad de Columbia siguieron los embarazos de 187 mujeres. Monitorearon en qué tipo de condiciones estaban llevando a cabo su embarazo; específicamente qué tan expuestas a factores de preocupación o angustia estaban expuestas y qué tan estresadas decían sentirse.

Unsplash

La correlación que lograron ver entre las mujeres que estaban más sometidas a estrés durante el embarazo y el sexo del hijo, les fue inevitable. Las madres que no tuvieron un embarazo muy tranquilo, tendía a desarrollar a una niña en sus vientres. No es difícil pensar de nuevo en la situación de la Europa de post guerra: con la naciones en el piso y la población habiendo perdido una cantidad enorme de sus miembros, la naturaleza se puso manos a la obra para ayudarnos a recuperar a nuestros hermanos o parejas perdidos. 

Unsplash

Abandonando su método de comprobarlo todo y no dar nada por seguro sin tener un camión repleto de evidencia con el que respaldarlo, la ciencia simplemente se ha entregado a la noción de que los tiempos de crisis causan el nacimiento de más mujeres. Dicen que simplemente, sería así como está programa nuestra especie desde la prehistoria, cuando éramos tan pocos en el planeta, que cualquiera menos era una enorme pérdida.

Puede interesarte