Por Lucas Rodríguez
13 agosto, 2019

Todos buscamos a una pareja con algo de inteligencia. Estas personas solo se contentan al estar con genios.

Hay gente que asegura que las apariencias no son en lo absoluto importantes en su búsqueda de una pareja. Para la gran mayoría, estar junto a una persona que nos parece atractiva físicamente nos hace sentir bien. Tiene por un lado una cosa de realización de sueños y fantasías, pero también algo un poco mágico: mirar o tocar a una personas realmente bella, nos puede hacer sentir de una manera muy especial. 

Entre los que aseguran que las apariencias no son importantes para ellos, una de las razones más comunes es que les importa más lo que hay dentro que lo de afuera. Para los sapiosexuales, es particularmente lo que hay dentro del cráneo. 

Nasico/ Getty Images

Sin ser aun un término demasiado aceptado, sapiosexuales hace referencia a las personas que consideran que la inteligencia de una persona, es el único atributo atractivo que necesitan. Si el otro es un modelo de revistas o una persona con obesidad extrema no los preocupa. Si es inteligente, ellos están felices.

Para estas personas, una cita perfecta es un acalorado debate o una conferencia sobre temas contingentes y complejos. A pesar de que la tendencia actual va hacia la aceptación y respeto hacia todas las opciones y alternativas sexuales, esta en particular no ha causado buenas impresiones en todos lados.

Wavebreak media ltd./ Getty Images

Algunos especialistas en conductas sociales señalan que la sapiosexualidad como concepto, refuerza estereotipos antiguos (y en algunos casos ofensivos) sobre las conductas que se consideran dentro del espectro de «inteligencia».

Según la lógica de esto, una persona que puede opinar de política o problemas actuales, es inteligente, y por ende, atractiva. Pero una persona capaz de criar a sus hijos y mantener un hogar, no es atractiva para ellos. Lo problemático de esto está bastante a la vista.

Studio Three Dots/ Getty Images

Como sea, es una opción que mientras no se degenere hacia ser usada para discriminar y disminuir a una tipo de personas, no tiene por qué ser inválida. Gente importante, como la ministro de la igualdad francés, Marlène Schiappa, se han declarado como sapiosexuales, demostrando que no solo es una opción valida, sino que algo llevado por gente de lo más distinguida.

De todas maneras, estamos hablando de adultos maduros tomando decisiones informadas y inteligentes. Más que nada inteligentes. Por esto es que lo mejor que podemos hacer es alegrarnos por ellos.

Studio Three Dots/ Getty Images

Un día nuevo, algo nuevo a lo que acostumbrarse. El mundo está avanzando a una velocidad impresionante.

Puede interesarte