Por Luis Aranguren
19 mayo, 2020

«Una noche, el 25 de marzo, me encerré en el baño y revisé su teléfono. Sé que no debería haberlo hecho, pero tenía que averiguarlo por mí misma», contó Kayla. Y resultó que no la engañaba sólo con una mujer…

Todos hemos soñado alguna vez que nuestro ser amado nos es infiel, quizás por miedo a que nos fallen u otro tipo de inseguridad. Pero en ocasiones nuestros sueños pueden realzar esos pequeños detalles que obviamos en nuestra vida cotidiana.

Esto le ocurrió a Kayla Harvey, una habitante de Texas muy tranquila pero a la que sus sueños la estaban «volviendo loca» según contó a Unilad.

Kennedy News

Ella llevaba 6 años de relación con su novio, lamentablemente sus pesadillas trataban sobre una posible infidelidad. Por supuesto aquel hombre con total calma desacreditaba sus sueños, se los atribuía a su imaginación, pero lo cierto es que guardaba un secreto.

Las señales eran muy claras y prácticamente le decían qué hacer.

«Juró que no me estaba engañando, ni hablando con nadie más. Tuvo tantas oportunidades de  mentirme a la cara cada vez; me dejó pensar que me estaba volviendo loca. Una noche, el 25 de marzo, me encerré en el baño y revisé su teléfono. Sé que no debí haberlo hecho, pero tenía que averiguarlo por mí misma».

-Kayla Harvey

Lo cierto es que su esposo no la engañaba con una mujer, sino con dos y entre los mensajes se dejaban ver fotos con poca ropa y mensajes muy ardientes.

Kennedy News

En ese momento comenzó a desear que en verdad fuese todo un sueño, al ver que inclusive hablaba de «amor» con aquellas desconocidas. Se veía como en distintas ocasiones se veían, la verdad era un insulto a su inteligencia y algo que no se merecía.

Hasta ahora no sabe si fue un ángel guardián el que le avisó de todo esto, pues si bien estaba alterada luego de descubrirlo su sueño se hizo cada vez más plácido.

Kennedy News

Además descubrió que pelear no tenía ningún sentido, pues aquellas dos mujeres también eran víctimas de las mentiras de aquel hombre. Su trabajo fue mostrar la verdad y escribió a ambas mujeres, no podía permitir que la mentira se siguiera prolongando.

«Simplemente siento que todos los que están siendo engañados merecen saber la verdad: me habría gustado que alguien fuese sincero conmigo… No he vuelto a mirar su teléfono, todo se basa solo en lo que ha elegido decir o mostrarme, ahora quiere demostrar que no estaba haciendo nada malo».

-Kayla Harvey

Kennedy News

A pesar de él pedirle perdón ella lo dejó, pues esta vez sus sueños la salvaron de una relación basada en mentiras, pero no sabía si más adelante iba a tener la misma ayuda y oportunidad.

Puede interesarte