Por Francisco Lira
1 marzo, 2015

Estamos frente a una amenaza mucho más inmediata que los asteroides, las plagas mundiales y volcanes en erupción.

interior

El físico teórico y cosmólogo británico Stephen Hawking asegura que nuestro enemigo más inmediato es nuestro propio comportamiento: “El defecto humano que más me gustaría corregir es la agresividad. Pudo haber sido útil para la supervivencia en la era cavernícola; para obtener más alimentos, proteger el territorio o encontrar una pareja con la que reproducirse, pero ahora amenaza con destruirnos a todos”.

Estas fueron las palabras que Hawking tuvo para la joven periodista Adaeze Uyanwah, quien ganó el concurso Guest of Honor (Huésped de Honor) del sitio web VisitLondon.com. La chica, proveniente de California y de 24 años de edad, le preguntó al científico que defecto humano querría erradicar de la humanidad, mientras realizaban juntos un recorrido por el Museo de Ciencia de Londres.

Untitled-1

Hawking escogió la agresividad y explicó que un comportamiento irascible podía traer consigo decisiones destructivas. Advirtió también que una guerra nuclear podría acabar con la civilización y, posiblemente, con la raza humana. Su consejo fue reemplazar la agresión por la empatía, que nos reuniría a todos en un estado de armonía y paz.

En la entrevista, la periodista tuvo también la oportunidad de preguntarle sobre la película La Teoría del Todo, cinta biográfica que describe la relación que mantuvo el genio británico con Jane Wilde, su primera mujer, con quien contrajo matrimonio después de que le diagnosticaran la enfermedad degenerativa que lo postró en una silla de ruedas.

Untitled-1

Hawking dijo que los acercamientos del hombre a la luna han cambiado el futuro de la raza humana en formas que aún no entendemos: “No ha resuelto ninguno de nuestros problemas inmediatos en el planeta Tierra; pero nos ha dado nuevas perspectivas sobre ellos y ha provocado que miremos tanto hacia afuera como hacia adentro. A largo plazo, creo que la esperanza de la raza humana está en el espacio y que éste representa un seguro de vida importante para nuestra supervivencia a futuro, ya que podría evitar la desaparición de la humanidad por medio de la colonización de otros planetas”.

Por su parte, Uyanwah dijo que conocer a Hawking fue algo que llevará con ella el resto de su vida: “Es increíble pensar que décadas a partir de ahora, cuando mis nietos estén aprendiendo las teorías de Stephen Hawking en sus clases de ciencias, seré capaz de decirles que tuve un encuentro personal con él y que escuché personalmente sus puntos de vista. Es algo que nunca olvidaré”.

Visto en: Huffingtonpost.com

Puede interesarte