Por Francesca Cassinelli
21 febrero, 2017

Una mujer de 52 años.

Si te dijeran que una mujer de 52 años usa la misma ropa que su hija de 22, seguro te imaginarías a una mujer mal vestida o con mal gusto. Pero no tiene por qué ser así. Hay prendas que algunos tachan de “prohibidas”, pero si usan de la forma correcta pueden ser elegantes y acordes a distintas personas. Eso es lo que intenta enseñar la fashionista Dawn Cutler, de 52 años.

Dawn es quien está detrás del blog The Posh Rock, una web dedicada a la moda y que apunta a un público femenino de entre 40 y 60 años.

La idea es liberarlas de las convenciones sociales que dictan que una mujer de “cierta edad” no puede usar algunas prendas. Demostrarles que ella usa la ropa de su hija ¡y le queda muy bien!

Dawn comparte vestuario con su hija Emilie, de 22 años, que estudia moda en la Universidad de Edinburgo. Incluso han ido vestidas iguales a distintos eventos.

“Mi hija Emilie comenzó a tomar accesorios míos prestados cuando tenía 15 años, pero hemos intercambiado ropa por el último par de años… me gusta pensar que le he enseñado un par de cosas”.

-Dawn Cutler, citada en el Daily Mail-

The Posh Rock.

La mamá quiere que las mujeres se liberen y dejen de sentir ansiedad por cómo se visten.

“Muchas mujeres de mi edad están nerviosas por ser más atrevidas en su decisiones de moda y ven difícil sobrepasar sus inseguridades cuando se trata de lo que piensan los demás”.

-Dawn Cutler, citada en el Daily Mail-

¿Y qué opina su hija?

“He admirado a mi mamá desde que puedo recordar. Tiene un gran sentido de la moda, llevándome a constantemente tomar prestadas sus carteras y accesorios”.

-Emilie Cutler-

Ambas tienen un gusto impecable y me encanta cómo les queda todo, en especial el enterito blanco con gris.

Yo también comparto ropa con mi mamá, porque tenemos la suerte de tener la misma talla de ropa y un gusto muy parecido. ¿Y tú? ¿Qué opinas de esto?

Puede interesarte