Por Lucas Rodríguez
10 enero, 2019

La reina de los programas de concurso vuelve en busca de lo que le pertenece.

Quien fuera quizás la concursante más recordada de la historia de los concursos de talento American Idol o Britain’s Got Talent (ambos de la misma firma liderada por el temido juez Simon Cowell) ha regresado para retomar la corona que le fue negada en la ocasión anterior.

Se trata de Susan Boyle, la cantante escocesa que fue la sorpresa más grande, y quizás también el talento más obvio, que pasó por la historia de estos programas.

Trae Patton/NBC

Ahora que se lanzó la serie de Campeones de “America’s Got Talent”, Boyle decidió volver a presentarse frente a Simon y el resto de los jueces, que incluía a la modela alemana Heidi Klum y una muy emocionada Mel B de las Spice Girls, quien no dudó en entregarle el codiciado timbre dorado, una aprobación que los jueces solo pueden dar una cantidad limitada de veces.

Y cómo no iba a hacerlo, si Boyle no escatimó en recursos para impresionar a todo el público. Cantando el clásico de los Rolling Stones, “Wild Horses”, Boyle se ganó sin ningún lugar a dudas su paso a la próxima ronda del programa.

Trae Patton/NBC

Antes de empezar, Boyle dijo a las cámaras “Estoy muy emocionada de mostrarle a Simon cuánto he crecido desde la última vez que me vio. Es mi oportunidad de oro para cumplir con aquella promesa”.

La cantante también se tomó un momento para recordar que en su primera audición, el público se rió de ella, para después quedar profundamente impresionados apenas abrió la boca. Incluso el muy cínico Simon Cowell no pudo con la sorpresa.

Qué bueno tenerte de regreso, Susan. Esperamos que esta vez se haga justicia y recibas el 1er premio.

Puede interesarte