Por Gillian Armstrong
4 abril, 2017

Muchos ya han pasado la prueba de este nuevo doble desafío. ¿Podrás tú?

Estas ilusiones ópticas pueden llegar a idiotizarnos de un momento a otro. Pero cuando por fin le damos con la respuesta nuestro ego sube y nos sentimos un poco más inteligentes. Y claro, cuando ponemos la suficiente atención y paciencia, todo es posible.

Ya muchos se han atrevido al desafío de este juego, que consiste en encontrar entre este rebaño de ovejas negras y blancas a la que no pierde el tiempo levantada y se está tomando una buena siesta.

Pero no todo se acaba allí: también debes hallar al perro ovejero que vigila a los animales.

Vamos con el primer intento… tú puedes.

 

Autor desconocido, ayúdanos a encontrar la fuente

¿Aún no encuentras nada? Bueno, aquí va una pista: si bien todas las ovejas tienen dibujados puntos negros como pupilas, la que duerme no los tiene, ya que sus párpados están cerrados. Y te voy a decir otra cosa: la perezosa se encuentra muy cerca del atento can.

¡Ahí sí que está fácil! Vamos a tratar otra vez.

Autor desconocido, ayúdanos a encontrar la fuente

¡No te rindas! Confiamos en ti.

Si estás empezando a frustrarte no seremos tan malvados de dejarte con la duda, y aquí te damos las ansiadas respuestas. A no ser que… ¡lo intentes nuevamente!

Autor desconocido, ayúdanos a encontrar la fuente

¿Ves que no era tan difícil?

¡Te felicitamos! Y nos encontramos en un próximo encuentro de un nuevo desafío mental para recordarte lo inteligente que eres.

Puede interesarte