Por Luis Aranguren
25 mayo, 2020

Existe un mito que asegura que se aprovechó la cuarentena para instalarlo, lo cierto es que de estar conectadas podremos navegar a 10 Gygabytes por segundo.

Todos amamos navegar por internet, nos gusta mantenernos conectados y compartir esos maravillosos momentos. Algo que se ha notado mucho durante esta cuarentena, hemos visto cómo muchos comenzaron a hacer TikToks desde casa.

Lo cierto es que al estar todos encerrados seguramente se ha observado la forma en la que el internet falla en ocasiones.

Algo que odiamos cuando vemos alguna película en una plataforma de streaming, cuando escuchamos música. Pues esta quinta generación de redes móviles promete hacer que eso no ocurra nunca más, esto gracias a una velocidad de envío y recepción de 10 Gygabytes por segundo.

Los seguidores de la tecnología saben la feroz batalla que tienen Estados Unidos y China por ser el mejor proveedor de esta tecnología, algo que explica muy bien el canal de Youtube VisualPolitik.

Getty Images

Y es que esta nueva red permitirá que inclusive los electrodomésticos en casa se mantengan conectado de forma simultánea. Podrán aumentarse de forma exponencial la cantidad de dispositivos conectados a una red y tú tendrás el control en tus manos según National Geographic.

El problema está en que algunos creen que este tipo de tecnología inalámbrica es dañina para el cuerpo humano, inclusive hay quienes piensan se aprovechó el coronavirus para instalar estas antenas.

El problema real es la falta de información y estudios que aseguren que no produce ningún daño para el ser humano. Según la BBC  algunos ciudadanos han quemado varios mástiles de telefonías, vinculando esto con la transmisión del COVID-19.

Getty Images

Pero según la Organización Mundial de la Salud «los estudios realizados hasta la fecha no indican que la exposición ambiental a los campos de RF (radiofrecuencia) aumente el riesgo de cáncer o de cualquier otra enfermedad».

El problema podría ser que no se hubo estudios previos antes de la instalación de esta tecnología que aún no cubre al mundo.

Sería como sacar un alimento que no esté aprobado o estudiado sobre sus efectos en el cuerpo, obviamente generaría algún tipo de rechazo. Lamentablemente nos encontramos en una gran competencia y quien obtenga el manejo de esta tecnología, tendrá mucho poder en las comunicaciones.

Estados Unidos inclusive se alió con Japón para poder obtener ventaja en su competencia en contra de China. Por ahora solo nos queda esperar que se realicen más pruebas, esperemos que esto no sea dañino para la salud y que en caso de serlo logren encontrar una opción antes de instalarlo.

Hemos aprendido que no hay nada que tenga más valor en el mundo que los seres humanos, nos hemos cuidado de cualquier forma posible en contra de este virus y no podemos permitir que el internet sea quien nos enferme.

Puede interesarte