Por Daniela Poblete
9 abril, 2019

Estar somnoliento durante el día aumenta los posibilidades de desarrollar esta enfermedad.

La mayoría de nosotros comienza su día muy temprano, nuestras rutinas laborales hacen que a eso de las seis de la mañana ya estemos apagando las alarmas y preparándonos para iniciar la jornada.

Aunque claro nos cuesta un poco salir de la cama, en el trayecto podemos tener un poco de sueño que con el paso de las horas se va terminando, pero que nos asecha gran parte del día.

unsplash

Sin embargo, aquellas personas que se mantienen somnolientas durante toda la jornada y que incluso puede prolongarse por semanas, podría ser una señal de alerta y debemos poner total atención.

Es que según publicó un estudio en la revista JAMA Neurology, se analizó a casi 3 mil personas y se comprobó que quienes se sentían excesivamente somnolientos tendrían una doble posibilidad de desarrollar Alzheimer.

istockphoto

Además, un estudio realizado en la Clínica de Mayo en Minnesota, Estados Unidos, afirmaron que el sueño excesivo tendría directa relación con la proteína que padece la enfermedad de Alzheimer.

Lo que sucede es que esta proteína llamada amiloide es innecesaria para nuestro funcionamiento de memoria, pero cuando tienes un sueño reparador esto se evita y tu cerebro puede tener un buen funcionamiento.

unsplash

Por esto es que es fundamental mantener una buena calidad de sueño y un ciclo estable para evitar que nuestra salud pueda verse afectada. Así evitarás la acumulación de amiloides en el cerebro y es mejor que duermas al menos ocho horas diarias.

Puede interesarte