Por Daniela Poblete
3 mayo, 2019

Los estudios han revelado que es como tener una terapeuta 24/7 a tu lado.

Tener una hermana puede ser en ocasiones un tanto molesto y es que en algún momento se desatan conflictos con ella que hacen que quieras ser, al menos por un momento, hija única. Sin embargo, esa misma persona que te saca de tus casillas es quien te hace más feliz.

El estudio realizado por Laura Padilla-Walker, quiso analizar el impacto que tenía la relación entre los hermanos y si bien el resultado es lógico, es necesario que se conozca para apreciar verdaderamente a ese hermoso ser que llegó a alegar tus días.

Instagram/mileycyrus

La investigación entrevistó a más de 390 familias y los niños respondieron un cuestionario sobre su hermano más cercano de edad para finalmente analizar los resultados finales que fueron comparados con un proceso que se repitió un año más tarde.

Los resultados expusieron que los niños siempre buscan a sus hermanos como primera opción para hablar sobre temas complejos o de cosas que no discutirían con nadie más. Es por esto que entre niñas es más común debido a que se cuentan más cosas.

kendalljenner

Además, el efecto que tendría es similar al de una terapeuta que esté por las 24 horas del día y los siete días de toda la semana. Así mismo tendrían menos riesgo de desarrollar depresión porque tienen alguien en quien confiar.

Si bien existen peleas o diferencias entre los hermanos, lo que más se desarrolla es la amabilidad y generosidad, se sienten más seguros de sí mismo e incluso no presentan menos probabilidades de estar temerosos.

Por otra parte, la autora reconoció a ABC News que ella al ver la relación de sus hijos ha notado que experimentan la reconciliación y desarrollan ese tipo de habilidades en su futuro con la ayuda de los padres.

Puede interesarte