Por Antonio Rosselot
28 enero, 2020

Además de la ex superestrella de la NBA y su hija mayor, el accidente aéreo dejó siete víctimas más y, por ende, varias familias incompletas. “Era bella, inteligente, divertida, increíblemente profunda… simplemente una persona genial. Es horrible, tengo tres hijos y estoy tratando de descifrar cómo navegaré en esta vida con tres hijos y sin esposa (…)”, cuenta Matt Mausser, un angustiado padre. Aquí les contamos historias personales de los afectados por la tragedia.

El accidente aéreo que terminó tristemente con la vida de la ex estrella de la NBA Kobe Bryant y su hija Gianna también tuvo otras víctimas que, por razones de renombre, no tuvieron tanta cobertura como la del mismo Kobe. La caída del helicóptero donde viajaban 9 pasajeros dejó familias incompletas y proyectos de vida a medio terminar, pero sobre todo, una marca indeleble en los corazones de los familiares y amigos de los fallecidos.

Por lo mismo, la cadena NBC recopiló los testimonios de estos relativos, quienes aún están asimilando sus pérdidas y la gravedad del accidente, y viendo cómo construir un futuro sin aquella persona a la que tanto amaban.

Christina Mauser

NBC Los Angeles

La mujer —de 38 años y madre de 3 pequeños— era entrenadora asistente de básquetbol en Mamba Sports Academy, la academia del mismo Bryant y donde se dirigía el helicóptero justo antes de caer. Mauser fue personalmente elegida por Bryant para el cargo, lo que según Matt, su marido y también entrenador de la academia, la tenía muy orgullosa e ilusionada.

“Él [Bryant] rápidamente se dio cuenta de que mi esposa, que era la entrenadora asistente, era mucho mejor entrenadora que yo, así que la trajo y cambió nuestras vidas. Ella adoró cada minuto de su trabajo”.

Matt Mauser en TODAY

Después de la reflexión, Matt se dio un tiempo para comentar sobre su estado de ánimo y lo que se viene en un futuro sin su esposa Christina.

“Era bella, inteligente, divertida, increíblemente profunda… simplemente una persona genial. Es horrible, tengo tres hijos y estoy tratando de descifrar cómo navegaré en esta vida con tres hijos y sin esposa (…) empatizo con todos los involucrados y quienes están sufriendo ahora mismo, porque así como es muy duro para nosotros, sé que para ellos también”.

Matt Mauser en TODAY

John, Keri y Alissa Altobelli

Facebook

John, padre de familia, era un respetado entrenador de béisbol del Orange Coast College Athletics: ganó cuatro campeonatos estatales y, el año pasado, fue nombrado el Entrenador Nacional del Año por la Asociación de Entrenadores de Béisbol de EE.UU.

Tony Altobelli, hermano de John, comentó que su familia estuvo en negación por un buen rato después del accidente, pero que una vez que cedieron ante el peso de lo inevitable, el dolor les paralizó el alma. Tony cuenta que Alyssa, de 13 años e hija de los Altobelli, entrenaba en la academia de Kobe y era muy cercana a Gianna, hija del deportista; además, Alyssa tenía ambiciones de jugar profesionalmente al básquetbol.

Además, Tony cuenta que Keri, su cuñada y también fallecida en el accidente, era una muy buena madre y siempre estuvo presente para John, Alyssa y sus otros dos hijos, Lexi y J.J.

Sarah y Payton Chester

NBC Los Angeles

Payton, de 13 años, y su madre Sarah también estaban en el helicóptero, pero según Catherine George, abuela de Payton, fue una horrible coincidencia, ya que se subieron al helicóptero por conveniencia de tiempo: ellas siempre se movían en auto.

Según Andy George, hermano de Sarah, la familia está con el corazón destrozado por la noticia, ya que Sarah era “la persona con la que todos contábamos, estaba siempre para todos”. A su vez, comentó que Payton llevaba varios años jugando en la academia de Bryant y que esperaba jugar al mismo deporte en la secundaria y la universidad.

“Ella era un alma muy dulce, solidaria, era la persona más gentil que podrías haber conocido en tu vida”.

Andy George al Orange County Register

Ara Zobayan

Margaret Bray

Zobayan era piloto de profesión, y según los registros de la Administración Federal de Aviación, estaba certificado como piloto comercial, instructor de vuelo y de teoría.

Jacob Chambers, uno de sus estudiantes, lo describió como un piloto dedicado y capaz, “que trabajó duro para convertirse en el piloto que era”, y quien siempre se preocupó de la seguridad en los vuelos.

“Siempre estaba pendiente de que todo estuviese cubierto y chequeado; nunca —nunca— volamos en algo que no fuese cómodo o que tuviese problemas. Fue uno de los mejores pilotos con los que he volado”.

Jacob Chambers a NBC Los Angeles

Este trágico accidente dejó historias de mucha tristeza e impotencia, así que aprovechamos de enviar un fuerte mensaje de apoyo a los familiares y amigos de las víctimas, quienes dejaron este mundo por un desafortunado designio del azar. ¡Que descansen en paz!

Puede interesarte