Por Luis Aranguren
16 septiembre, 2020

La joven actriz sabe que no está en edad de pensar en parejas. Y no tiene problemas en defenderse, su mente es ágil.

La infancia es una de las épocas más bonitas de la vida, tenemos tiempo para jugar y disfrutar sin preocuparnos por problemas. Nuestras únicas preocupaciones son ver a nuestros amigos al día siguiente y también hacer las tareas que nos manda la maestra.

La situación cambia un poco cuando los niños son actores, porque si bien están trabajando no dejan en ningún momento de ser niños, hasta que crecen.

Antena 3

Tal es el caso de la hermosa Luna Fulgencio, una actriz española de 9 años que se encuentra trabajando en la comedia “Padre no hay más que uno 2”. Es por esto que le toca ir a distintos lugares, hacer publicidad y otorgar entrevistas.

Hasta acá todo bien, la situación cambia cuando se le hacen preguntas que tal vez no sean apropiadas para su edad.

Por ejemplo el conductor de El Hormiguero, Pablo Motos le preguntó si: “¿Hay algún chico o famoso que te guste?”. Como si eso no fuese suficiente le dio algunas opciones, tales fueron Antonio Banderas y Mario Casas.

Su respuesta al comienzo fue inocente, nombró a la actriz Blanca Suarez como su ídola, pero cuando le aclararon que hablaban de otro tipo de gusto, dijo que no.

Antena 3

El problema es que le insistieron, le volvieron a preguntar a la niña si tenía algún novio a lo que respondió “¡Qué tengo 9 años, no 26!”.

Esto es una clara muestra de cómo defiende su niñez, una etapa que debe disfrutar al máximo y sin apuros. Seguro más adelante tendrá pareja y decidirá si quiere pasar sus días al lado de alguien, pero no es fácil creer que a esa edad deba responder a tal situación.

Por supuesto la entrevista se volvió viral y hubo muchas críticas hacia el conductor, primero porque no estaba pendiente y segundo al asumir su heterosexualidad.

Antena 3

Gran parte del público no estuvo de acuerdo. Por suerte la pequeña Luna lo tomó con calma e inclusive después de salir del programa, agradeció por la invitación. Imaginamos que hay regulaciones para hacer esas entrevistas, esperemos que las tomen en cuenta.

Si bien los niños de ahora pueden ser más activos y con mentes más abiertas que en el pasado, es necesario proteger su infancia. Ellos son quienes deben decidir qué cosas experimentar paso a paso y acorde a su edad, igual tienen toda una vida por delante.

Por suerte Luna tiene una mente ágil y supo salir de esta posible situación incómoda.

Puede interesarte