Por Ronit Rosenberg
6 septiembre, 2018

¡Aprendan, hombres! Al príncipe le encanta cocinarle a su esposa y dice así la conquista todos los días.

Cuando el Príncipe William y Kate Middleton se casaron, dijeron que querían llevar la vida más normal posible y criar a sus hijos como niños sencillos que se pudiesen adaptar al mundo real sin problemas. Para cumplir ese plan, el centenar de empleados domésticos que les brinda la Reina Isabel estaba fuera del panorama. Los Duques de Cambridge viven en un ala del Palacio de Kensington y, aunque no lo creas, tienen solo una mujer que se encarga de los 3 niños y que hace las cosas de la “casa”.

Difícil de creer, ¿no? Todos pensamos que si eres el nieto de la monarca y vives en un palacio -literal- una servidumbre te traerá desayuno en bandeja de oro y cenarán todos muy elegantes en una larga mesa con 50 tipos de cubiertos alienados a la perfección. Pero lo cierto es que ese estilo de vida solo es para la Reina Isabel y bueno, tal vez para el Príncipe Carlos. Sin embargo, William ha decidido adoptar una vida más “sencilla” y ni hablar de Harry…quien le pidió matrimonio a Meghan mientras cocinaban un pollo asado.

britishroyals

Bueno, lo cierto es que el Príncipe William se ve muy serio y compuesto en público y guardan muy bien el protocolo con su esposa Kate Middleton. Pero eso es sólo cuando hay cámaras presente. En una reciente entrevista para el Royal Institution of Chartered Surveyors, el duque afirmó que dentro de su hogar quebranta una norma de la realeza británica y todo para hacer feliz a su mujer e hijos. ¡Qué adorable!

Resulta que William adora cocinar. Le fascina preparar sus propias recetas, sin la ayuda de nadie. Sus platos favoritos son el pollo y carne asada. Tiene sus preferencias ya muy decididas: “Me preocupa mucho cocinar, odio guisar el bistec”, dijo. “Sí me gusta (comerlo), pero medio raro, muy crudo”. Bueno, a la inglesa, ¿no?

britishroyals

Admitió que le encanta cocinar, aunque no es muy bueno en ello. Eso sí, a Kate le encanta y así la conquista día a día porque ¿qué mejor que tu marido te prepare la cena y más aún si es un príncipe que se “rebaja” a esa actividad de mortal para impresionar a su mujer?

También afirmó que adora el pastel de chocolates y lo cocina de vez en cuando. Seguro también para los pequeños George y Charlotte, quienes deben estar encantados de ver a su papá cubierto de harina y polvos de cacao.

the_cambridge_family

Se sabe que los duques aman las cosas dulces y sobre todo el chocolate. A diferencia del pastel de bodas de Harry y Meghan, ellos decidieron por el tradicional pastel de chocolate del Palacio de Buckingham.

Desde luego Kate encontró, literalmente, a su príncipe azul…¡y uno que cocina!

Puede interesarte