Por Vicente Quijada
11 septiembre, 2018

Algo no me calza.

Con todo el respeto que me merece Kim Kardashian, su fama y sus seguidores, ¿cuál es el primer concepto que se les viene a la mente cuando hablamos de la socialité? Sí, más allá de su vídeo con Ray J, probablemente sea su trasero. Su enorme y vistoso trasero, el cual comparte -por genética- con sus hermanas y el que, además, se ha convertido en una característica innegable del Klan. 

Pero, ¿se imaginan que a Kim no le gustara su zona posterior? Aunque parece inverosímil considerando la publicidad que le hace y la cantidad de fotografías que sube luciendo su exuberante derriere, así lo manifestó y fue muy tajante al respecto. 

En el último capítulo de su conocido reality, “Keeping up whit the Kardashians”, se pudo ver un curioso diálogo entre Kourtney, Kris y Kim, en el cual esta última terminó por expresar algo que nadie, nunca, se hubiera imaginado. “Kim, cada vez que te sientas se te ve el trasero enorme”, empezó diciendo su hermana, sin contemplaciones de lo que vendría después. “Kourtney, ese comentario no es nada agradable”, le replicó la matriarca, en defensa de su otra hija.

“A ella le gusta tener un trasero grande, no estoy diciendo nada ofensivo”, lanzó de vuelta la ex de Scott Disick, representándonos a todos en esa resolución. Pero Kim le contestó más honesta que nunca: “¡No me gusta! Todos los días lloro por esto”.

¿!QUÉ?! ¿A Kim no le gusta su gran trasero? ¿Qué vendrá después? ¿Que a Kanye West no le gusta Kanye West? En fin, la verdad fue dicha, dejando a los fanáticos de Kim K con la boca abierta.

¿Será que ahora dejará de subir tantas fotografías de su conocida zona posterior? Cabe recordar que la socialité está complicada con el tema de las selfies, ya que su médico le recomendó dejar de hacerlo debido al daño que se provocaba en las muñecas (!). Sí, eran demasiadas.

¿Será tan cierto o sólo una estrategia para generar precisamente esto? Sólo Kim puede saberlo. 

Puede interesarte