Por Alvaro Valenzuela
19 mayo, 2016

Quizás se lo tomó demasiado en serio…

Tom Hanks no es sólo un querido y premiado actor de Hollywood. También sabemos que tuvo una infancia difícil luego de la emotiva entrevista que dio a la BBC y que tiene un gran sentido del humor pues suele aparecer en programas de comedia de EE.UU. En 2011 demostró esta faceta divertida al aparecer en el show de Jimmy Kimmel para mostrar la participación de su hija Sophie de 6 años en un concurso de belleza para niñas.

La idea de Hanks era entrenar y hacer todo lo posible para que su hija gane el primer lugar en el concurso «Ultimate Sexy Baby». Incluso enseñarle a caminar con tacones o maquillarse.

Hanks muestra una cara que no se le conocía. Se convierte en un estricto y competitivo entrenador y su disciplina puede llegar a niveles despiadados…

Y el día de la competencia Hanks muy entusiasta siguió cada paso de la coreografía de su pequeña ¡Un padre muy orgulloso!

Pero tranquilo todo fue una broma que parodiaba los típicos concursos de belleza para niñas. De hecho Sophie ni siquiera es la hija de Hanks sino que una actriz… Mira el divertido video aquí:

httpv://youtu.be/2tBiwDqlyEM

Quizás algunas personas se pudieron haber molestado con esta parodia…

Puede interesarte