Por Diego Cid
23 febrero, 2017

Sí, leíste bien. Lo peor es que no logró nada

Aunque parezca difícil de creer, su relación con Taylor Swift no es lo peor que le ha pasado a Tom Hiddleston en una playa, pues ha revelado una de las historias que, aunque no es tan difícil de creer, es difícil de imaginar sucediendo. Involucra a Tom, su tocayo Tom Hollander, una medusa y mucha, mucha orina.

Quien representara a Loki en Los Vengadores, tuvo que pasar por una situación realmente incómoda cuando se encontraba con su colega de El infiltado un tiempo atrás.

Tom Hollander fue picado por una medusa mientras estaban en la playa. En ese momento, intentando soportar el dolor, le pidió a Hiddleston si podía acercarse a él y orinarle encima. A lo que él le respondió que «lo haría encantado». Creo que con eso basta para decir que deben tener mucha confianza como amigos.

Posted by Sdfs Dfs on Monday, February 20, 2017

Lo peor fue cuando Hiddleston llegó a su casa e investigó un poco sobre el tema y descubrió la temible verdad: Orinar en la picadura de una medusa no tiene ningún efecto.

Salvo que consideres la anécdota como un buen resultado.

«Desde entonces comencé a averiguar sobre esto y creo que no funciona, es un viejo cuento».

Tom Hiddleston.

La historia -cómicamente- no coincide con la versión de su contraparte, que anteriormente había dicho que fue Hiddleston quien insistió en orinar.

«Por el borde de mi ojo alguien con fuertes brazadas avanzaba a través del agua. Hiddleston había visto que yo estaba en problemas, así que vino en mi ayuda. Yo estaba parado en una roca sumergida en baja cantidad de agua y me dijo ‘Está todo bien. Tranquilízate, sé qué es lo que debo hacer. ¿Dónde está?’ y me di cuenta que entonces estaba todo cálido. Tom había hecho lo que tenía que hacer que era orinarme encima, completamente. Debo decir con mucho lamento que, de hecho, no funciona para nada».

Tom Hollander.

Sin duda no es un bonito recuerdo, pero sí una gran anécdota para recordar.

Puede interesarte