Por Antonio Rosselot
25 julio, 2019

“No fue su día de suerte, porque decidí perseguirlo”, dijo la chica.

En artículos anteriores, hemos hablado de los riesgos y situaciones que las mujeres deben tener en cuenta a la hora de hacer deporte al aire libre. Lamentablemente tienen que tomar ciertos resguardos, ya que siempre hay hombres u otras personas que pueden aprovecharse de la situación para violentarlas, acosarlas o causarles varios sustos.

VideoBlocks

Pero en este caso, el susto lo pasó el culpable, no la víctima. Aia, una chica israelí de 21 años avecindada en Cambridge (EE.UU), persiguió a un hombre que le mostró sus partes privadas mientras ella estaba corriendo por la costanera de la ciudad. Si bien lo atrapó y lo redujo en el suelo, el hombre lamentablemente escapó y ahora mismo está siendo buscado por la policía del estado de Massachussetts.

NBC Boston

Cámaras de seguridad ubicadas en el sector registraron la primera parte del incidente, en donde se ve a Aia y al sujeto cruzándose y, posteriormente, la mujer se da vuelta para perseguirlo. Se ve un forcejeo, pero Aia parece estar en control de la situación. Y así lo manifestó en entrevista con NBC Boston.

NBC Boston

“En el lugar de donde vengo y según la forma en que crecí, no nos hacemos los tontos. No ignoramos estas cosas, porque yo tengo una hija que podría ser la próxima en estar en mi situación. Si quieren hablar de lo que hice como un acto de valentía, pues sí, lo hice por los que vienen después de mí”.

Aia a NBC Boston

Aia, una chica de 1,85 metros de altura que realizó el servicio militar en Israel, contó que luego de encarar al hombre lo redujo en el suelo durante algunos minutos mientras pedía ayuda, pero nadie se acercó a darle una mano. El pervertido logró escaparse, pero habiéndose llevado un buen susto antes; cuando le preguntaron a Aia si se arrepentía de haberlo perseguido, su respuesta fue bastante elocuente.

NBC Boston

“No, claro que no. No estaba preparada para ver su pequeño pene. No haré eso, simplemente no. No está bien (…) no fue su día de suerte, porque decidí perseguirlo”.

Aia a NBC Boston

Afortunadamente, el registro de las cámaras permitió identificar gran parte de la vestimenta del agresor, que llevaba puesto un atuendo deportivo de color negro y gris, además de unos tenis negros. En cuanto a su aspecto, rondaba los 40 años y tenía el pelo corto y oscuro, además de llevar algo de sobrepeso.

NBC Boston

Lamentablemente, no todas tienen la valentía de Aia para encarar estas situaciones. ¡Cortemos con el acoso callejero ahora!

Puede interesarte