Por Francisco Lira
1 mayo, 2014

Christoph Rehage comenzó a caminar el 9 de noviembre del 2007 y se detuvo en octubre del 2008 . Viajó más de 4.500 kilómetros. Toda la distancia entre Beijing y Urumqi, todo completamente a pie. Los tiempos en los que se le puede ver montado en un bote o sentado en un avión son durante los descansos que Christoph tuvo que tomar, ya sea para resolver problemas de burocracia o para hacerse cargo de algunas cuestiones personales.

A Christoph se le preguntó sobre su estado de ánimo mientras caminaba y lo que estaba pensando . Él respondió: “Fue sólo la forma en que sería en un día normal. A veces uno piensa. A veces no lo hace. A veces te preocupas por los pasaportes, los peligros, los dolores, los familiares y seres queridos, y en otras ocasiones tus pasos son tranquilos y cantas canciones en el desierto. A veces es aburrido. Y a veces te sientes en paz ” .

httpv://youtu.be/FtLkl_P-iVA

Original

Puede interesarte