¡Anna y Elsa ni siquiera eran hermanas!

Mientras Anna cantaba junto a una puerta rogándole a Elsa que hicieran un muñeco, nosotros nos emocionábamos. Es una de las partes más tiernas y tristes de la exitosa película Frozen de Disney, y la base de toda la historia. Algo separa a las princesas de Arendelle, pero el amor que se tienen es finalmente lo que triunfa. ¿Se imaginan si no hubiesen sido parte de la realeza de su pueblo? ¿O si en la historia Elsa y Anna no fueran hermanas?

“Vamos, ¡salgamos!”.

¡¿Qué?! ¡Eso es imposible!

No, no lo es. Es tan posible que fue la idea original de esta cinta. En una reciente entrevista con la revista Entertainment Weekly, el productor Peter del Vecho confesó lo que hasta ahora era el secreto mejor guardado de Frozen: su historia desconocida.

El concepto era distinto en todo sentido. Primero, Elsa y Anna no eran hermanas, ni tampoco parte de la realeza de Arandelle. La mayor de ambas iba a ser realmente la villana de la película… y una villana muy cruel.

Su futuro esposo la habría dejado plantada en el altar y por eso ella se habría vuelto mala, convenciéndose a sí misma de que nunca más sentiría nada. Y, ya que eso no era suficiente, Elsa crearía un ejército… y no de personas, sino que de monstruos de nieve. El objetivo: destruir el reino.

Eso cumpliría una vieja profecía: que un cruel gobernador con un “corazón congelado” acabaría con el reino.

Pero hay un giro: el Principe Hans, con el fin de detener al ejército, comienza una avalancha… que es finalmente el verdadero riesgo para su pueblo. En ese momento es cuando Anna recurre a Elsa, para apelar a su bondad y pedirle ayuda ante ese peligro.

Una idea extraña que no nos convence… y que tampoco lo hizo a sus creadores. No se sentían conectados con Elsa y hubo un importante detalle que los hizo cambiar de opinión. La canción Libre Soy.

El poder de ese tema era increíble y lo supieron desde el principio. (Por algo fue la primera canción de Disney en alcanzar el top 10 de la lista Billboard desde Colores en el Viento de Pocahontas, además de ser la quinta canción más vendida el 2014).

La letra decía mucho y Elsa muy poco, no sabíamos nada de su historia, no entendíamos qué le pasaba… había que cambiarlo.

Y lo hicieron. Solo por una canción.

¡No se equivocaron en lo absoluto!

Puede interesarte