Por Josefa Del Real
8 febrero, 2014

En un comienzo, la artista Mica Angela Hendricks no quería que su hija de cuatro años, se acercara a su nuevo libro de bocetos. Su trabajo es muy importante para ella y sabía que su hija rayaría todas las hojas. Luego, su hija Myla le dijo un par de palabras que cambiaron todo.
1
«Si no quieres compartir, tendré que quitarte tus dibujos“

Uso las mismas palabras que su madre utiliza cuando ella no quiere compartir sus juguetes. Mica no tuvo más remedio que rendirse, dejó que Myla terminara algunos de sus bocetos, lo que después se trasformaría en una colección completa.
2
Después de un tiempo, Myla comenzaría el día hojeando los cuadernos de su mamá, «¿Tienes alguna cabeza para mí hoy?»
3
Después de que el contorno del dibujo está completo, Mica termina la obra con un toque de color.
4
5
Mica afirma que las experiencias artísticas con su hija le han enseñado mucho acerca del significado de ser un artista, y que se al dejar de controlar todo, cosas maravillosas pueden surgir.
6
7
8

Para ver más de las ilustraciones fabulosas del dúo, puede visitar el blog de Mica aquí.

Puede interesarte