Por Javiera Mc Niven
20 diciembre, 2016

En el mundo de la ficción, todo es posible

Llega al trabajo y su rutina consiste en comer donas, dormir y cometer más de algún error. Sin embargo, su singular jefe, el señor Montgomery Burns, no lo despide. Todos los días (o cada dos), se reúne con sus amigos a beber cerveza en la Taberna de Moe y lo más importante es que Marge no se enoja. Además ha sido astronauta, atleta, político, barbero….y (casi) todo lo que te puedas imaginar. En resumen: Una vida increíble y envidiada por muchos. ¡D’oh!

Ha estado al borde de la muerte innumerables veces, pero sigue aquí. Es cierto, hablamos de un dibujo animado (no hay para que ponerse densos), pero para muchos es un ídolo.

Un popular sitio de internet se fijó en la inmortalidad de este personaje y dio su teoría: Homero Simpson es un Dios. Así se simple.

Siempre sale ileso y nos sigue haciendo reír con sus ridiculeces. Por eso, alabemos a Homero 

«Hmmmm, yo también lo creo»

¿Tiene sentido, no crees?

Puede interesarte