Por Camila Cáceres
13 septiembre, 2017

El rey Felipe se encontraba en Palma de Mallorca celebrando la boda de su ahijada.

¡Y se acabaron las vacaciones de verano! Llegó la hora de que los estudiantes en edad académica regresen a las aulas, sin importar sus quejas, pataletas o títulos nobiliarios. Si tus hijos odian levantarse temprano recuérdales que verán a sus amigos, se prepararán para el futuro y si nada funciona, pues diles que ni los príncipes europeos se salvan.

El pasado 7 de septiembre fue el primer día de clases del príncipe George de Cambridge. Ahora fue el turno de las princesas españolas, Leonor y Sofia, de dar el ejemplo.

¡Leonor comienza su primer año de ESO! Parece que sólo ayer aún era un adorable bebé regordeta.

Princess Leonor with mom #princessleonor #princesaleonor #spain #españa

A post shared by • Royal Kids • (@royalkidsfavorite) on

La infanta Sofia pasa a quinto año de primaria.

¿En serio, cómo pasa tan rápido el tiempo?

Las princesas atienden el exclusivo Colegio Santa María de Rosales en Aravaca, Madrid y la encargada de hacerlas llegar esta vez fue su propia madre, la reina Letizia, conduciendo el auto ella misma con su usual casual elegancia.

El público echó de menos al rey Felipe, pero el monarca se encontraba en la boda de su ahijada, Martina Jáudenes, hija de uno de sus compañeros de regata, y definitivamente no podía faltar.

La reina dejó a sus hijas en la escuela y luego salió charlando con algunas de las madres.

Según video captado por  Antena3, sonrió y saludo a la prensa desde el auto antes de irse.

Seguro al rey le hubiese gustado estar con sus hijas, pero hay compromisos realmente ineludibles.

Sin embargo, hay que tener muy presente lo rápido que crecen los niños y apreciar nuestros momentos juntos.

¿Qué crees tú? ¿El rey debería haber estado con sus hijas o hizo bien en cumplir con su ahijada?

Te puede interesar