Por Luis Aranguren
29 junio, 2020

Algunos usan máscaras para proteger a los demás, mientras otros las usan para protegerse a sí mismos. No importa el por qué, solo que sean utilizadas en público.

Para todos se ha hecho parte de nuestro día a día el uso del tapabocas, eso por supuesto cuando salimos de casa pues en los lugares con cuarentena no es algo que se haga regularmente. Lo cierto es que nuestro estilo de vida ha cambiado, dejando de lado los abrazos por saludos a la distancia inclusive.

La verdad es que mientras exista esta enfermedad no está mal, si bien extrañamos todos esos lazos afectivos debemos comprender que al usar estos implementos de protección demostramos que otros nos importan.

Getty Images

Y es que seguro al salir a la calle y ver que alguien no usa máscara te asustas, eso nos puede generar un estrés innecesario pues sabemos que esa persona está expuesta o nos expone a nosotros. Esto debido al sacrificio que ha representado para todos estar encerrados en casa por la cuarentena.

Además de eso millones de médicos y todo el personal sanitario arriesgan sus vidas para cuidar de las personas, lo menos que podríamos hacer para agradecer es cuidarnos a nosotros mismos.

Getty Images

Es por esto que el uso de la mascarilla se ha hecho un símbolo de fraternidad, porque no se trata simplemente de lo que podamos protegernos sino que demuestra que otros también nos importan. Es por eso que siempre al salir no olvides la tuya, igualmente asegúrate de lavar bien tus manos en todo momento.

Es importante educar a todas esas personas que sienten indiferencia ante esta situación, pero más que un regaño es necesario decirle lo que ocurre una y otra vez hasta que entiendan.

AP

Hemos visto cómo la humanidad ha podido mostrar que es muy buena ante la adversidad, entonces sigamos así. Es una lucha y no podemos dejar que un virus nos gane, anteriormente se han vencido otros y este no será la excepción.

Una de las personas que ha podido expresar su tristeza es la doctora Mark Smolinski, quien ha enfrentado desde la primera línea esta enfermedad.

Getty Images

Ella comentó a Forbes que es comprensible que muchos quieran pasar su verano relajándose, pero que lamentablemente por el momento no se puede. Precisamente por esos deseos es que hay que respetar las normas de distanciamiento, para volver pronto a el estilo de vida que acostumbramos.

Es momento de reflexionar, el costo de estas mascarilla no afectan directamente en nuestra economía y nos permiten mantenernos sanos. Si bien hay personas que se ven en la obligación de romper el distanciamiento, deberían ser conscientes del uso de este implemento.

Getty Images

Esperemos que esto inspire a muchos a respetar las normas, todos queremos salir pronto de esto pero para que eso ocurra debemos colaborar.

Puede interesarte