Por Moisés Valenzuela
8 octubre, 2018

Banksy, el artista detrás de la intervención, instaló una trituradora en el marco de su obra algunos años atrás. Ahora la pintura (o lo que queda de ella) vale más que antes.

Banksy lo hizo nuevamente. El artista anónimo, del que sólo se conoce su pseudónimo y se cree que creció en Bristol, ha dejado a miles sorprendidos con su nueva intervención, y no solamente a los que estaban presentes.

“Balloon Girl” es una de las obras más populares y destacadas del artista callejero. Tanto revuelo causó su realización en 2002, que hoy, 16 años después, una de sus reproducciones se subastó en más de un millón de libras esterlinas (casi un millón y medio de dólares).

Banksy

Pero lo sorprendente sucedió en el momento de la compra: cuando la oferta máxima había sido aceptada y el martillo golpeó la mesa, la pintura comenzó a bajar por el marco y fue triturada en frente de todos los asistentes.

Nadie comprendía lo que estaba pasando. El moderador del remate estaba nervioso y la gente no lograba entender cómo la pintura se había “autodestruido”.

Sin embargo, el artista reveló el secreto en su cuenta de Instagram. Primero, publicando una fotografía del momento que la obra se destruyó, con la descripción “se va, se va, se fue”. Además, aprovechó de citar a Picasso, asegurando que “la necesidad de destruir es también un impulso creativo”.

Luego, en una segunda publicación, Banksy mostró cómo hace algunos años instaló una trituradora de papel en el marco de la pintura. Eso explica cómo se destruyó. Sin embargo, nadie logra entender cómo no fue descubierta y cómo se activó en ese momento, cuando todos estaban pendientes.

La gente quedó asombrada pero fascinada con la irreverencia del artista, aunque es algo a lo que nos tiene acostumbrados. Quien no estaba contento fue el comprador, quien deberá acordar con Sotheby’s, la casa de remate, cómo será compensado por haber comprado y perdido una pintura en menos de 10 segundos. En la empresa de subastas no quisieron dar el nombre del quien se adjudicó la pintura, asegurando que tratarán con él de forma privada.

Para algunos, la destrucción de su obra fue el mejor truco publicitario que Banksy pudo hacer. Joey Syer, uno de los co-fundadores de Sotheby’s, aseguró que la pintura ahora tendrá un valor mayor y que incluso habrán interesados en comprar los trozos que quedaron de la “Niña con un globo”.

“El resultado de la subasta solo impulsará esto, y dada la atención mediática que este truco ha recibido, el afortunado comprador verá una gran ganancia en los £ 1.02 millones que pagó anoche (…) Esto ahora es parte de la historia del arte en su estado destrozado y estimamos que Banksy ha agregado un mínimo de 50% a su valor, posiblemente tan alto como £ 2 millones más“, dijo Syer.

¿Será que todo fue un plan del artista? Si así lo fue, ¡pues tuvo un resultado perfecto!

Puede interesarte