Por Antonio Rosselot
4 septiembre, 2019

¿Aceptarán a extranjeros latinos?

Si hay algún monstruo al cual nos debemos enfrentar alguna vez en la vida, ese es la industria inmobiliaria, que no hace más que estresarnos y chupar lentamente todos nuestros recursos económicos. Muchos optan por comprar propiedades para ahorrar dinero a futuro en vez de alquilar, pero en la villa Fuggerei, ubicada en Augsburgo (Alemania), no tienen esos problemas.

Fugger.de

¿Por qué? Porque la villa no ha subido nunca el valor de sus alquileres en casi 500 años de vida, y ese precio es la módica suma de 88 céntimos de euro al año, equivalente a un dólar. Conveniente, ¿no?

Fugger.de

Fuggerei, que es el proyecto de vivienda social más antiguo del mundo, fue ideado por el magnate Jakob Fugger en el año 1520, quien construyó estas casas para los necesitados de Augsburgo en esa época. Los requisitos para vivir aquí también se mantienen en su formato original: demostrar que se profesa la fe católica y comprobar residencia en Augsburgo por al menos dos años.

Fugger.de

El complejo está compuesto por 67 casas y 147 apartamentos, los cuales van desde los 5 a los 65 metros cuadrados; al minuto, todas están ocupadas. el reglamento señala que no se puede ingresar a ninguna de las viviendas, pero tienen una casa piloto para que el turista pueda conocer más o menos cómo se vive en este centenario lugar.

Fugger.de

Una de las preguntas lógicas que surgen es: ¿cómo se mantiene la comunidad si el alquiler es casi nulo? Jakob Fugger —conocido entonces como «El Rico»— creó una fundación para administrar la villa a partir de donaciones, la cual sigue funcionando hasta el día de hoy. A su vez, cobran una entrada de 4 euros —unos 5 dólares— a todos los turistas que ingresan al lugar para visitarlo, con la condición de que sean respetuosos con las construcciones y sus residentes.

Les dejamos más fotos a continuación:

Fugger.de
Fugger.de
Fugger.de
Fugger.de

Puede interesarte