Por Daniela Morano
16 mayo, 2017

Y dicen que la tecnología es mala.

Está claro que antiguamente las selfies no estaban de moda, y posar sonriendo tampoco al parecer. Y una sola foto o pintura podía tomar varios meses, incluso años. Así que cuando alguien tenía retrato de sí mismos se lo tomaban muy en serio. Donde es más obvio es en un museo, donde podemos ver cada pintura o escultura una al lado de la otra. Aunque quizás no querían sonreír porque dentistas no habían muchos antes tampoco. ¿Quién sabe?.

Sin embargo, ahora podemos imaginar cómo se verían con una gran sonrisa en sus caras gracias al diseñador Olly Gibbs, quien al ver tanta cara serie, decidió ocupar la aplicación FaceApp, la cual permite cambiar tu cara a una sonrisa, de género, edad, etc.

Los resultados son maravillosos.

1. Cuando estás obligado a sonreír pero tus músculos no son capaces.

Twitter llyog

2. La verdad es que se ve malévolo con esa sonrisa.

Twitter llyog

3. Un hombre de bien.

Twitter llyog

4. ¡Vaya dentadura!

Twitter llyog

5. Esta chica se ve como que ya tuvo suficiente.

Twitter llyog

6. Cuando recordaste llevar tu cojín para el cuello.

Twitter llyog

7. “¿Quién? ¿Yo?”

Twitter llyog

8. Cuando recordaste llevar tu cojín para el cuello. Parte II.

Twitter llyog

9. Cuando te queda una hora para salir del trabajo.

Twitter llyog

10. Cuando ves que alguien se cae pero quieres reírte disimuladamente.

Twitter llyog

11. Antes y después de ir a comer hamburguesas.

Twitter llyog