Por Camila Cáceres
14 marzo, 2017

«Al fin llegué a una mansión de lo más elegante y le dije al taxista ponte desodorante…»

Esta es la historia, pongan atención, de como la vida de Will Smith se transformó. Cambió de arriba a abajo, lo que nunca pensó, y llegó a ser el príncipe de todo Hollywood. Es verdad que ya se había ganado un Grammy como parte de Jazzy Jeff & The Fresh Prince, pero El Principe del Rap marcó una década entera y lanzó su fama a niveles estratosféricos. De hecho, a pesar de que ninguno de sus colegas alcanzó el mismo éxito (aunque se puede decir lo mismo para la mayoría de las personas en el MUNDO), hay escenas que quedaron para siempre en la consciencia colectiva.

El tío Phil, por ejemplo, es sencillamente entrañable.

Un viejo cascarrabias con un corazón más grande que su barriga. El pobre debía aguantar las locuras de sus hijos y, en particular, de su sobrino, y lo hacía con un amor realmente incondicional.

Lamentablemente, James Avery murió el 2013 por complicaciones durante una operación al corazón.

Will Smith dijo de él: “Algunas de mis más grandes lecciones en cómo actuar, vivir y ser un ser humano respetable me las dio James Avery. Todo joven necesita un Tío Phil. Descansa en paz”.

Bueno, hace poco Will Smith cumplió su sueño de saltar en bungee y filmó un video muy épico de su caída, pero uno de los screencaps tomados por el Internet dejó en evidencia algo mucho más increíble y conmovedor.

Youtube

WILL COMIENZA A PARECERSE AL TÍO PHIL.

Youtube

EN SERIO.

Youtube

Yo digo que es el momento preciso para una secuela, ahora que están tan de moda los reboots. El “tío Will” puede enseñarle a los probablemente nerds y tímidos hijos de Carlton cómo vive la gente normal. Pueden hacer un millón de referencias a los 90, ¡la nostalgia está de moda!

Lloraría un 200% de las veces que mencionen al tío Phil, pero puedo vivir con eso.

¿Qué te parece? ¿Estaremos exagerando?

Puede interesarte