Por Andrés Cortés
15 junio, 2017

“¿Cómo se lo digo sin que me mande a la mierda?”.

El método de conversación ha evolucionado y hoy, con Whatsapp, estamos más conectados que nunca. La famosa aplicación de smartphone sirve para todo y hoy no es necesario estar cara a cara frente a alguien para declarar nuestros sentimientos. Y aprovechando esta tecnología un joven que no sabía cómo declarar sus sentimientos a una chica le pidió ayuda a una amiga y, en eso, reivindicó a todos los que han caído en la friendzone.

Como publica el sitio Peru.com, un chico necesitaba consejos sobre cómo declararse a una chica que le gustaba y le pidió ayuda a una amiga. Pero mientras esta le daba unos consejos, el muchacho vengó a todos los hombres que cayeron en la temible friendzone.

Desconocido, ayúdanos a encontrarlo.

Todo partió como una conversación normal

Donde recuerdan su pasado…

Desconocido, ayúdanos a encontrarlo.

… y los buenos momentos.

Desconocido, ayúdanos a encontrarlo.

Pero el chico revela algo.

Desconocido, ayúdanos a encontrarlo.

Se sincera con sus sentimientos.

Desconocido, ayúdanos a encontrarlo.

Y le pide ayuda a su amiga.

Desconocido, ayúdanos a encontrarlo.

Pero el chico tiene novia y su amiga se lo recuerda.

Desconocido, ayúdanos a encontrarlo.

Aunque tiene una excusa para no decirle a su novia.

Desconocido, ayúdanos a encontrarlo.

¿La amiga la conoce?

Desconocido, ayúdanos a encontrarlo.

¡Todos queremos saber quién es!

Desconocido, ayúdanos a encontrarlo.

Pero la amiga del chico se enfada.

Desconocido, ayúdanos a encontrarlo.

Pero el chico le suplica ayuda.

Desconocido, ayúdanos a encontrarlo.

Y la solución está frente a sus ojos

Desconocido, ayúdanos a encontrarlo.

¡Manos a la obra!

Desconocido, ayúdanos a encontrarlo.

¡Que le diga ya!

Desconocido, ayúdanos a encontrarlo.

¿A quién se lo está diciendo?

Desconocido, ayúdanos a encontrarlo.

¿Es la amiga que le dio el consejo?

Desconocido, ayúdanos a encontrarlo.

Ni ella se lo cree.

Desconocido, ayúdanos a encontrarlo.

Y yo tampoco.

Desconocido, ayúdanos a encontrarlo.

Pero parece que el sentimiento no es mutuo…

Desconocido, ayúdanos a encontrarlo.

Aunque el chico se la juega.

Desconocido, ayúdanos a encontrarlo.

Y parece dar resultados.

Desconocido, ayúdanos a encontrarlo.

¡Sí que los dio!

Desconocido, ayúdanos a encontrarlo.

Espera, ¿qué?

Desconocido, ayúdanos a encontrarlo.

Parece que la chica se terminó molestando un poco, pero el muchacho reivindicó a todos los soldados caídos que, más de alguna vez, hemos entrado en el terrible círculo de la friendzone.

Te puede interesar