Por Alvaro Valenzuela
7 diciembre, 2015

El amor no debería llevar etiquetas, y eso se aplica a la edad, al género, a la raza, a la situación socioeconómica, a la religión y muchos otros aspectos.

Se termina el año y no podemos dejar de hacerles un recuento de las publicaciones más importantes del 2015. Les iremos mostrando esos artículos que ustedes prefirieron y leyeron más.

Se celebraba el Día de San Valentín en una ciudad estadounidense cuando de repente en un gran escenario aparecen dos esqueletos tras una pantalla que parecía un gran máquina de rayos X. Estos comenzaron a abrazarse y besarse ante los aplausos y vítores de todo el público que veía este espectáculo. Para sorpresa de todo el mundo, cuando estos dos esqueletos salieron de esta gran pantalla descubrieron a todo el mundo que eran dos mujeres.

Primero sólo eran dos esqueletos besándose

Pero cuando descubrieron su identidad todo el público se sorprendió

Así sucesivamente comenzaron a aparecer muchas diversas parejas que quisieron acabar con todos los prejuicios y demostrar que el amor no tiene límites y no debería llevar etiquetas, y eso se aplica a la edad, al género, a la raza, a la situación socioeconómica, a la religión y muchos otros aspectos.

Mira como sucedió todo:

httpv://vimeo.com/136239462

La idea de esta campaña es ayudar a los estadounidenses y al mundo en general a ser más tolerantes consigo mismos y evitar los prejuicios que pueden estancarse en la sociedad. La idea era mostrar que al final somos todos esqueletos, personas, humanos y que lo que vemos por afuera: raza, edad, sexo, religión, sexualidad o discapacidad somos todos iguales.

La campaña se llamó El amor no tiene etiquetas (Love has no labels) y fue organizada por una organización llamada AdCouncil. Si te gustaría obtener más información puedes ingresar a su sitio oficial.

Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo
Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo

Puede interesarte