Por Bárbara Samaniego
21 enero, 2015

Al principio no sabían qué pasaba, pero a medida que avanzaba el show comprendieron porqué eran tratados de manera diferente:

El experimento fue ideado por Jane Elliot, experta en diversidad, con el único propósito de hacer reflexionar a la audiencia. ¿Qué tan ridículo es discriminar a alguien por el color de sus ojos? Igualmente ridículo que el hecho de discriminarlo por el color de su piel. Y es que el color de los ojos y el color de la piel son causados por el mismo químico; la melanina.

Original