Por Pablo Román
1 agosto, 2017

Desafiando a toda la ciencia y a los críticos.

Si piensas que un hombre no puede tener hijos, se nota que eres del siglo XXI. Trystan Reese nació como mujer, pero luego de una serie tratamientos podemos decir que hoy es un hombre. Junto a su pareja homosexual, Biff Chaplow, por fin lograron el sueño de ser padres.

Facebook/Biff and I

Para llegar este precioso final tuvieron que pasar por el dolor.  Perdió a un hijo luego de 6 semanas de gestión.

Facebook/Biff and I

A pesar del dolor, volvió a intentarlo bajo la supervisión de los doctores, informó Daily Mail. Tuvo que dejar de consumir testosterona para concebir sanamente.

Facebook/Biff and I

“Creo que mi cuerpo es asombroso. Siento que es un regalo haber nacido con el cuerpo que tuve, y tuve que hacer los cambios necesarios para cambiarlo para poder seguir viviendo en él, tanto con hormonas y otras modificaciones corporales”, escribió en Facebook.

Facebook/Biff and I

Esta segunda vez tomó más tiempo concebir y existía el miedo de volver a perderlo.

Facebook/Biff and I

Luego de 6 meses de intentos, Trystan se hizo el test de embarazo y salió positivo.

Facebook/Biff and I

La familia de ya tenía a dos niños adoptados, pero querían tener uno propio.

Facebook/Biff and I

Durante el embarazo de Trystan, tuvo que esconder muchas veces su panza. No quería que nadie lo molestara.

Facebook/Biff and I

“Diría que es único. Entiendo que la gente no está acostumbrada a que dos hombres tengan un hijo biológico“, confesó Reese.

Facebook/Biff and I

El bebé finalmente nació y se llamó Leo.

Facebook/Biff and I

Hasta compartieron un video: 

“Puedo sentir a alguien mirando mi rostro y buscando por lo que queda de mujer” dijo Trystan a WNYC.

Puede interesarte