Por Alejandro Basulto
17 mayo, 2019

Esta feliz pareja homoparental dio orgullosamente a conocer sus primeros momentos con su pequeño retoño, Gavin.

La adopción homoparental es un avance en niñez y Derechos Humanos que todavía no se han consolidado globalmente. Solamente es legal en 28 países, entre ellos Estados Unidos, Canadá, Uruguay, Argentina, etcétera. Ya que lamentablemente aún existen muchos prejuicios contra las parejas del mismo sexo. Prejuicios a los que también se han enfrentado Gregg y Paul.

Paul LeBlond

Este par de enamorados llevaba saliendo desde el 2012 cuando les vino a la cabeza que debían adoptar a un niño. Darle a un pequeño huérfano una familia, y llenarlo del amor y cuidados que merece. Y fue así como fueron a Rhode Island, donde había un programa dedicado a promover la adopción. Completaron las clases requeridas para la crianza, aprendieron las leyes para adoptar, sobre el proceso y además les inspeccionaron su hogar junto con también tener ellos que buscar la agencia de crianza con la que iban a trabajar en su misión de convertirse en padres.

«Después de lo que parecía una montaña de papeles y obstáculos, finalmente fuimos autorizados para ser padres»

– contó Paul Leblond a Bored Panda.

Paul LeBlond

Pero lo más difícil venía después. Ya que la agencia de adopciones con la que estaban trabajando en su proyecto de crear una familia, les emparejó con 5 niños que eran los que más se adecuaban a su perfil de familia, dándoles la opción de elegir a uno.

“Nos sentimos surrealistas al enfrentarnos a estas elección como si estuviéramos eligiendo un perro o un gato. Fue un poco inquietante pensar que así es como funcionó»

– declaró Paul.

Paul LeBlond

Para suerte de ellos, el flechazo de la paternidad vino con el primer niño que conocieron. Su nombre era Gavin y había sido víctima de muchos abusos. Además de que tenía un trastorno de hiperactividad, otro de conducta oposicionista y un trastorno de estrés postraumático debido a las vulneraciones sufridas.

Paul LeBlond

Después de conocer a Gavin, les presentaron los otros 4 niños restantes. Pero no podían sacarse al primer pequeño que conocieron de la cabeza. Su corazón les habló. Y adoptaron al niño. Siendo tanta la felicidad, que se hicieron unas camisetas para que el momento esté aún más presente para siempre en sus recuerdos.

Paul LeBlond

A continuación el video con sus conmovedoras fotografías:

Puede interesarte