Por mientras, explora “ropa de niña y niño” y “juegos de niña y niño” para ver cuál le gusta más, independiente de su sexo.

Cada vez salen más casos a la luz de personas que no se sienten identificadas con su género, por eso mismo, los padres de este bebé han decidido no revelar el sexo con el que nació para que cuando crezca, sea su propio hijo quien decida cuál identidad prefiere: la de niña o la de niño.

Kyl y Breny Myer fueron padres hace algún tiempo y han decidido criar a su bebé de 2 años llamado Zoomer, en un ambiente lejos de las presiones de los estereotipos de género.

https://www.instagram.com/p/BgjgNs-n4Mh

La idea surgió luego de que ambos se unieran al movimiento “Gender Creative Parenting”, que en español significa “Crianza Creativa de Género”, que principalmente busca promover la igualdad de género y la libertad de expresarse sin las restricciones o las expectativas que se pueden tener de un género determinado.

Y al parecer ha funcionado, pues parece que el pequeño tiene una infancia muy hermosa:

https://www.instagram.com/p/BhXdsFKhRr9

“Z”, como lo llaman sus padres, disfruta de su niñez probando todos los colores de ropa y distintos juegos que a veces son catalogados para niñas, y otras, para niños. Y para que no lo juzguen, sus padres han decidido no contarle a nadie si es biológicamente una niña o un niño. Exceptuando los familiares directos, que lo saben pero que apoyan la decisión de criar al bebé de esa forma.

Y para aquellos que les parezca una idea descabellada, Kyl explica en su blog llamado “Raising Zoomer” de qué se trata:

“El sexo no nos dice nada sobre la personalidad, el temperamento, el color favorito, las preferencias dietéticas, el sentido del humor, las actitudes hacia el cambio climático ni sobre ninguno de sus rasgos únicos. Al igual que el hecho de que tengan dos brazos, no nos dice nada más sobre ellos, excepto que tienen dos brazos”.

https://www.instagram.com/p/BZqpj9YhuqK

La madre, que se inspiró en esta forma de crianza luego de asistir a una charla Ted, aseguró que al no revelar el sexo de su hijo, y al tratarlo de una manera creativa de género, Z tendrá la libertad de explorar y crear su propia identidad, fuera de las restricciones y expectativas de las normas de género tradicionales.

Y según consigna UNILAD, los padres creen que Zoomer elegirá un género cuando tenga entre tres o cuatro años, y que ellos no decidirán por él, pues creen que los estereotipos de género traen efectos dañinos en los niños, que viven rodeados de mensajes que les dicen que las niñas deben comportarse de una manera y los niños de otra. Así que por eso, prefieren dejar que Zoomer elija.

Y al parecer está indagando muy bien en sus gustos:

Instagram @RaisingZoomer

En la cuenta de Instagram que llevan sus padres, aprovechan de hacer un tipo de “diario de vida” de su hijo, donde relatan parte de sus decisiones y sus aventuras, que, seguramente cuando crezca, sentirá que tuvo una infancia plena y libre de imposiciones.

“Te gusta elegir tus propios conjuntos. Hoy escogiste una camisa negra y azul de “La vida secreta de las mascotas” que nuestros amigos de Instagram, Braden & Casper, te regalaron en Navidad, y algunos pantalones de color rosa brillante con estrellas en ellos. Escogiste un calcetín de rayas violeta y un calcetín de rayas rosadas y unas botas de leopardo relucientes. Tienes estilo, chico”.

https://www.instagram.com/p/BhJztIxhL6u

Después de todo, los niños son increíbles e inocentes, y se les debe dar la oportunidad de serlo a su manera.

Puede interesarte