Por Ghalia Naim
16 Junio, 2017

No fuerces las cosas: con el tiempo, él mismo decidirá qué hacer y quién ser.

Mi amá nunca quiso tener hijos, sin embargo, cuando nací, se consagró como la mejor del mundo (al menos para mí). Me enseñó que las cosas buenas siempre harán reír y mejorar y las malas llorar y derrumbar. Me dio la libertad de elegir mi ropa, amigos, juguetes y películas, guiándome para que no me equivocara. Papá me enseñó la calma, la paciencia y el perdón, siempre repitiendo que “hay que entender las razones de los otros antes de criticar”. Al igual que a otros chicos, mis padres me negaron varias cosas, pero jamás lo más importante: el valor.

Nadie nace sabiendo criar a un hijo, pero quizá esto ayude. Estas son 10 pequeñas pero muy importantes cosas que nunca debes prohibir.

 1. Que haga preguntas

Los niños confían en sus padres y los admiran por sobre todas las cosas. No eres una enciclopedia, pero no dejes que tu hijo piense que eres ignorante o te da flojera ayudarlo con sus dudas. Lo mejor es responder a su curiosidad buscando juntos la respuesta.

Mara Parra/Upsocl

2. Que llore cuando se siente mal

La única forma de expresar los sentimientos negativos es dejando correr un rato las lágrimas. Si le prohibes esto, podrías crearle varios traumas. En caso de que llore por todo, lo mejor es que conversen y entiendas las razones, así puedes corregir la conducta.

Mara Parra/Upsocl

3. Hacer ruido

Los niños son ruidos por naturaleza y es importante que dejen fluir toda esa energía ya que es parte del desarrollo. Está bien corregir la conducta en ciertos casos, pero si no lo amerita no los calles, mejor comparte con ellos, ¡sé un niño tú también por un rato!

Mara Parra/Upsocl

4. Tener secretos

Está bien que quieras saber todo lo que hace tu hijo para protegerlo de sus errores o de experiencias negativas, pero lo secretos son parte de su intimidad y no es correcto que entrometerse. Un dato oculto es el primer paso para la independencia, esa información que esconde es la línea de la confianza entre ustedes.

Mara Parra/Upsocl

5. Decir NO

Los niños no entienden “no”. Para ellos es una palabra y cuando crecen necesitan saber el porqué de las cosas. Sin importar lo que pase, explícale siempre la razón de tu decisión y hazle entender, quizá al momento seguirá molesto contigo, pero con el tiempo irá madurando y comprenderá.

Mara Parra/Upsocl

6. Ser tacaño y compartir

Si tu hijo odia prestar las cosas, es importante que le expliques la necesidad de compartir y crear confianza a través del objeto dado, pero no lo obligues a hacerlo si no quiere de verdad. Enséñale que si está usando algo también tiene derecho y que luego puede prestarlo.

Mara Parra/Upsocl

7. Sentir miedo

Deja que sienta miedo y ayúdalo a superarlo. Los seres humanos somos vulnerables ante nuestras fobias, imagínate un chiquillo. Recuerda que eres su fortaleza hasta que se sienta seguro de sí, tómalo de la mano y enfrenten su temor.

Mara Parra/Upsocl

8. Enojarse

No porque le has dado todo no tiene derecho a molestarse contigo. Eres su pilar y debes ser coherente con las acciones. Eres su ejemplo a seguir, así que mientras más lo desilusiones, menos respeto sentirá hacia a ti y, por defecto, tu palabra ya no será vista con autoridad. Discúlpate cuando te equivoques, verás que la relación será mejor.

Mara Parra/Upsocl

9. Equivocarse

Se supone que las únicas personas que jamás se reirán frente nuestros fracasos son los padres, por eso, si tu pequeño falla, no lo hagas sentir peor. Hazle ver sus errores y dale herramientas para mejorar, incentívalo y dale confianza.

Mara Parra/Upsocl

10. Que se exprese

Está bien que le compres muñecas si es niña o autos si es al revés, pero si te percatas de que no es lo suyo, no lo obligues. No le prohibas hacer algo solo porque los estereotipos lo dicen, recuerda que los niños no saben de eso, ellos solo se expresan… Déjalo ser, con el tiempo, él mismo decidirá qué ser y qué hacer.

Mara Parra/Upsocl

¡Un aplauso para los padres que siempre están ahí!

Te puede interesar