Por Camilo Fernández
7 febrero, 2018

¡Profesora y estudiantes son idénticas! Cuando te digan un cumplido, acéptalo.

Cuántas veces has recibidos un cumplido y simplemente no lo crees, piensas que es solo por buena educación o un comentario al aire para matar el incómodo silencio. Eso pasa mucho por las inseguridades y la baja autoestima, que ni siquiera un comentario positivo puede afectarnos en favor.

Leigha Bishop, profesora de una escuela primaria, se esforzó todo lo posible para que su halago fuera debidamente recibido.

Twitter @LeighaBishop

Ella notó una de sus estudiantes utilizando un peinado estirado con un moño, el cual inmediatamente felicitó por lo bello. Le dijo a la niña que además lo iba a usar ella misma. 

“Ella no me creyó, me respondió ‘claro, señorita Bishop’, mientras se iba”, contó la profesora a Teen Vogue.

“Cuando tu estudiante es tan linda, TIENES que copiarle”

Para la sorpresa de la estudiante, Leigha llegó el mismo día siguiente con el mismo estilo. “Fui a casa y me puse a trabajar en mi peinado. Con un pelo tan similar a mi estudiante, pensé qué mejor manera que mostrarle cómo me inspiró a sentirme hermosa con el mismo trenzado”.

Leigha Bishop / Teen Vogue

“Cuando los estudiantes son valorados por quienes son individualmente, más allá de las calificaciones, ellos tienden a querer estar presentes en la escuela y querer superarse en todos los aspectos de la vida“, explica.

“Este pequeño gesto de copiar el peinado, también muestra que los estudiantes tienen la habilidad de inspirar a los estudiantes”, reflexiona.

Puede interesarte