Por Ghalia Naim
23 marzo, 2017

La niña tiene necesidades especiales y la institución no le prestó la atención necesaria, entonces todo se salió de control.

Existen ciertos niños con necesidades especiales que, por tener un nivel menor de dificultades, no califican para un colegio especialmente adaptado, y deben integrarse a uno regular. El problema es que buena parte del tiempo les cuesta demasiado adaptarse, y eso es justo lo que sucedió en esta historia. Emily Bufton es una niña de cinco años del Reino Unido que fue expulsada de su propia institución, el Emscote Infant School, por atacar a un maestro con un palo.

Esta es «Em».

catersnews

Emily perdió el control ante las nuevas reglas del colegio.

Lilly es la madre de la pequeña Em y asegura que la institución nunca le ha dado a su hija las herramientas necesarias para ayudarla a adaptarse. Le dicen todo el tiempo que llegará alguien para encargarse y nunca resulta.

La pequeña no controla bien sus impulsos y luego de que el colegio comenzara con un nuevo plan de horarios y disciplina, todo se descontroló. No le dieron la atención necesaria y ante tanta presión un día terminó volviéndose agresiva. 

Lilly Bafton
catersnews

Tomó un palo y golpeó a uno de sus maestros. La solución de la escuela fue expulsarla por seis meses.

Lilly explica que Em es una buena niña, pero requiere tratos especiales. Por eso su reacción.

«A ella le gusta tener el control y nadie le explicó las nuevas reglas o lo que debía hacer o no, con claridad y de buena forma. Ella no entiende del mismo modo que otros niños y la escuela siempre dice que vendrá alguien para su cuidado, pero jamás sucede. Ahora estará seis meses en casa y se pone terriblemente triste cada mañana cuando le digo que no irá al colegio. Creo que es muy injusto».

Lilly Bafton
catersnews/Lilly Bafton

Es Estado se encargó, pero no sancionó a la institución.

Un vocero del departamento de educación de Warwickshire señaló que el Emscote Infant School no dio más explicaciones al respecto y que Emily fue inscrita en otro colegio.

catersnews
catersnews

Entiendo que el colegio no haya querido hacerse más responsable de la pequeña, pero fue muy irresponsable con ella y el resto de los niños. Si tienes un niño con necesidades especiales es importante ayudar a que se adapte y educar al resto de los alumnos y maestros sobre el tema, ¿qué hubiese pasado si le pegaba a otro niño con el palo? En mi opinión, expulsarla no era la solución correcta, incluso, no es una solución.

¿Qué piensas tú?

Puede interesarte