Por Javiera Spröhnle
23 febrero, 2017

“Dese la vuelta y salga del edificio…”.

Apenas comenzaba el año escolar cuando los apoderados del Catholic High School para Niños de Little Rock, Arkansas, recibieron un correo electrónico del Director de la escuela avisándoles sobre la nueva política de la escuela respecto a los padres llevándoles a sus hijos el almuerzo, mochila, equipo deportivo o cualquier cosa que hayan dejado olvidada en casa. El mensaje era claro: no se aceptará.

“Deténgase. Si vino a dejar el almuerzo, libro, tarea, equipo, etc que su hijo olvidó, por favor DESE VUELTA y salga del edificio. Su hijo aprenderá a resolver problemas en su ausencia.”

Pero, ante el caso omiso de los apoderados, a la escuela no le quedó más que publicarlo en su cuenta de Facebook y eso fue suficiente para que la medida circulara por todo internet, ¡¿por qué no pueden hacerlo?! El Director Steve Straessle no tuvo problemas en aclarar los motivos de la nueva política:

“Los chicos adolescentes a menudo tocan el botón de alarma y llaman a sus padres para que les solucionen rápidamente los problemas. Cuando los papás lo hacemos, no les estamos enseñando a nuestros hijos a luchar por su propia cuenta contra las dificultades que se les presentan”

– Steve Straessle para TODAY –

privateschoolreview

Steve, tiene cinco hijos entre 20 y 9 años de edad y dice que ha intentado criarlos de la misma manera. 

“Los ‘fracasos suaves’ son importantes, es el momento en el que el niño aprende que la vida tiene consecuencias, son pequeñas experiencias de aprendizaje que los preparan los grandes problemas de la adultez. Algunos ‘fracasos suaves’ jamás arruinarán la vida de un niño, en cambio, la ausencia de ellos sí podría hacerlo”

– Steve Straessle para TODAY –

Getty

Jessica Lahey, autora del libro “El don del fracaso: cómo aprenden los mejores padres a dejar ir para que sus hijos puedan tener éxito”, dijo que está totalmente de acuerdo y a favor de la medida de la escuela.

“La infancia es un proceso continuo de aprendizaje a largo plazo, es el momento en que aprendemos a hacer nuestro camino en el mundo. Los padres que interrumpen ese proceso de aprendizaje resolviendo todos los problemas de sus hijos, no les están haciendo ningún favor”

– Jessica Lahey para TODAY –

asmithcompany
asmithcompany

La verdad es que a mi me parece una medida fantástica, ¿qué piensan ustedes?

Puede interesarte